Ciencia y Tecnología

Un asteroide con forma de diamante

La sonda “Rosetta” de la Agencia Espacial Europea se ha encontrado con el asteroide “Steins 2867”, ubicado entre las órbitas de Marte y Jupiter

Steins 2867
La sonda "Rosetta" de la Agencia Espacial Europea se ha encontrado con el asteroide "Steins 2867", ubicado entre las órbitas de Marte y Jupiter. | AFP

Redacción Central |

La sonda “Rosetta” de la Agencia Espacial Europea se ha encontrado con el asteroide “Steins 2867”, ubicado entre las órbitas de Marte y Jupiter

Fue una cita inolvidable en un escenario repleto de estrellas. La sonda espacial Rosetta , de la Agencia Espacial Europea (ESA), se ha encontrado con el asteroide Steins , ubicado entre las órbitas de Marte y Júpiter, a 360 millones de kilómetros de la Tierra.

“Tiene forma de diamante y lo consideramos la nueva joya del Sistema Solar“, ha explicado el doctor Uwe Keller, uno de los principales investigadores de la misión, al presentar las primeras imágenes del asteroide enviadas por la Rosetta .

Los datos obtenidos por la sonda europea han comprobado que el asteroide mide 5,9 kilómetros de largo y 4 kilómetros de alto, un tamaño 10% más grande de lo que se creía hasta ahora. Además, la Rosetta ha desvelado que la superficie de Steins tiene al menos 23 cráteres, el mayor de los cuales mide dos kilómetros.

“Hemos descubierto que el asteroide tiene una cadena de cráteres similar al que puede verse en nuestra Luna y en algunos satélites de Júpiter”, declaró Keller. Los científicos de la ESA que han analizado los primeros datos enviados por la Rosetta creen que los cráteres probablemente fueron provocados por una lluvia de meteoritos, o por los fragmentos de un asteroide mayor que se rompió en pedazos.

El éxito logrado por la sonda Rosetta -que tiene como objetivo final orbitar sobre un cometa y posar un módulo espacial sobre su superficie en 2014- marca un nuevo hito en la historia de la exploración espacial europea.

“Éste es un gran primer paso en la exploración europea de asteroides y estamos muy orgullosos de todo el equipo que lo ha hecho posible”, aseguró David Southwood, el director científico de la Agencia Espacial Europea. “Como todos los asteroides, el Steins es una pieza importante para comprender el gran puzzle del Sistema Solar, que al fin y al cabo se formó en sus orígenes a partir de objetos similares”.

Riesgos de impacto

Los directivos de la Agencia Espacial Europea aprovecharon la presentación de las primeras imágenes del Steins para anunciar el lanzamiento de un nuevo proyecto para analizar los riesgos potenciales que pueden suponer los asteroides para la Tierra.

“Cuanto mejor conozcamos los asteroides, mejor podremos mitigar los peligros que podrían suponer para nosotros en el futuro”, declaró Southwood.

Cuando Rosetta pasó por el punto más cercano al asteroide, lo hizo a una velocidad de 8,6 kilómetros por segundo (Km/s) y a una distancia de 800 kilómetros. En ese momento, la sonda y el asteroide fueron iluminados por el Sol, lo cual facilitó las observaciones, según informó el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que participa en la investigación.

Esas condiciones permitieron a los científicos obtener muchísimos datos sobre la composición del asteroide que gira sobre sí mismo en poco más de seis horas, a una órbita que dista 353 millones kilómetros del sol. Noventa minutos después de que se situara en el punto más cercano al asteroide, comenzó a enviar a la Tierra las primeras señales de radio.

” Steins está formado por silicatos (sales de ácido silísico), con una superficie sombría, que nunca había sido observado por un aparato espacial”, declaró Gerhard Schwehm, director de la misión Rosetta en la ESA.

La información que se obtenga servirá para conocer más sobre el origen y la evolución del Sistema Solar y los procesos que han tenido lugar durante su formación. Pedro J. Gutiérrez, investigador del CSIC y participante en el proyecto, explicó que “el examen de un asteroide es relevante puesto que constituye una muestra de los bloques con los que se han construido los planetas del Sistema Solar. De ahí, esta primera parada de Rosetta para estudiar Steins “.

España participa en el proyecto

En España también se realizó un amplio seguimiento del encuentro, ya que la Estación de Espacio Profundo en Cebreros (Ávila) se encargó de comunicarse con Rosetta durante el proceso de acercamiento al asteroide.

Cuando la sonda se apróximó a su destino dejó de ser visible, y entonces fue asistido por la estación de ESA en Villafranca del Castillo (Madrid) y por las antenas de seguimiento espacial de la NASA en Camberra (Autralia) y Goldstone (Estados Unidos).

No será éste el único encuentro cósmico de Rosetta , que despegó a bordo de un cohete Ariane 5 de la ESA el 25 de febrero de 2004, ya que su objetivo final es el cometa Churyumov-Gerasimenko, que dibuja una órbita elíptica alrededor del Sol.

Con su aproximación, prevista para 2014, Rosetta será la primera sonda que orbita sobre un cometa. Además, también está previsto que un módulo de descenso, denominado Philae , se pose sobre la superficie del cometa para realizar un profundo análisis químico.

Cuando alcance su objetivo, Rosetta habrá recorrido unos 6.500 millones de kilómetros. La sonda ha sobrevolado ya la Tierra en dos ocasiones y Marte una vez, para obtener la aceleración necesaria para seguir su camino. En noviembre de 2009, debería sobrevolar la Tierra por tercera vez.

también te puede interesar