Ciencia y Tecnología

Hongo y nanotecnología permiten desarrollo de fármaco contra el cáncer

El fármaco, llamado lodamina, fue mejorado en uno de los últimos experimentos dirigidos por el doctor Judah Folkman

Redacción Central |

El fármaco, llamado lodamina, fue mejorado en uno de los últimos experimentos dirigidos por el doctor Judah Folkman

Un medicamento desarrollado a partir de nanotecnología y un hongo que contaminó un experimento de laboratorio sería muy efectivo contra una serie de cánceres, informaron investigadores estadounidenses.

El fármaco, llamado lodamina, fue mejorado en uno de los últimos experimentos dirigidos por el doctor Judah Folkman, un investigador experto en cáncer que murió en enero.

Folkman fue pionero en la idea de la angiogénesis terapéutica, que consiste en evitar que los tumores se alimenten haciendo que no les llegue suministro sanguíneo.

La lodamina es un inhibidor de la angiogénesis que el equipo de Folkman ha estado intentando perfeccionar durante 20 años.

En un artículo publicado en Nature Biotechnology, los colegas de Folkman dijeron que desarrollaron una fórmula que funciona en forma de píldora, sin efectos colaterales.

Los expertos otorgaron la licencia a SynDevRx Inc, una compañía biotecnológica de Massachusetts que ha reclutado varios especialistas destacados en cáncer.

Pruebas en ratones mostraron que el fármaco funcionaba contra una serie de tumores, incluidos los mamarios y uterinos, el neuroblastoma, el cáncer de ovarios y de próstata y los tumores cerebrales conocidos como glioblastomas.

El medicamento ayudó a detener los llamados tumores primarios y también evitó su expansión, indicaron Ofra Benny, del Hospital de Niños de Boston y la Escuela de Medicina de Harvard, y sus colegas.

“A través de la ruta oral de administración, primero llega al hígado, lo que lo hizo especialmente útil en la prevención del desarrollo de metástasis hepática en los ratones”, escribieron los autores en el informe.

“La metástasis hepática es muy común en varios tipos de tumores y suele estar asociada con un mal pronóstico y tasa de supervivencia”, añadieron los investigadores.

HIGADOS “CASI LIMPIOS”

Cuando se observaron los hígados de los ratones, en el grupo tratado (con el fármaco) estaban casi limpios”, dijo Benny en un comunicado. “En la cohorte de control, no se podían reconocer los hígados, eran una masa de tumores”, añadió.

El fármaco se conocía experimentalmente como TNP-470 y fue aislado originalmente a partir de un hongo llamado Aspergillus fumigatus fresenius.

Donald Ingber de Harvard descubrió el hongo por accidente mientras intentaba crear células endoteliales, que son las que revisten los vasos sanguíneos. El moho afectaba las células de una forma conocida para prevenir el crecimiento de pequeños vasos llamados capilares.

Ingber y Folkman desarrollaron el TNP-470 con la ayuda de Takeda Chemical Industries 4502.T de Japón en 1990.

Pero la medicación afectaba el cerebro y causaba depresión, mareos y otros efectos adversos. Además no permanecía en el cuerpo el tiempo requerido y se precisaban constantes infusiones. Por esto, el laboratorio descartó el medicamento.

Los esfuerzos por mejorarlo no funcionaron. Por lo cual Benny y sus colegas probaron con la nanotecnología, adhiriendo dos polímeros al TNP-470, lo que lo protege de los ácidos estomacales.

En los ratones, el fármaco modificado, ahora llamado lodamina, fue directo a las células tumorales y ayudó a suprimir el melanoma y el cáncer de pulmón, sin efectos adversos aparentes, señaló Benny.

Todos los roedores sin tratar tenían líquido en la cavidad abdominal y presentaban hígados agrandados cubiertos de tumores. Los ratones tratados con lodamina tenían, por su parte, hígados y bazos sanos, indicaron los autores.

Veinte días después de que se les inyectaran las células cancerosas, cuatro de los siete ratones sin tratar habían muerto, mientras que todos los roedores que recibieron la medicación estaban vivos aún, informó el equipo de Benny.

“Nunca esperé un efecto tan fuerte sobre estos modelos tumorales agresivos”, dijo la experta.

Los investigadores creen que la lodamina también sería útil en otras enfermedades caracterizadas por un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos, como la degeneración macular relacionada con la edad.

también te puede interesar

Nicaragua va por el oro en boxeo

Pugilistas profesionales apoyarán a los nuestros, quienes buscarán ocho títulos. La final se realizará este domingo en el Polideportivo Alexis...