Ciencia y Tecnología

Dispositivos de radiofrecuencia serían riesgosos en hospitales

La interferencia electromagnética de los chips generó 22 problemas que podían poner en peligro a los pacientes, según estudios

Redacción Central |

La interferencia electromagnética de los chips generó 22 problemas que podían poner en peligro a los pacientes, según estudios

Los chips de identificación por radiofrecuencia (RFID por su sigla en inglés) usados para rastrear algunos productos podrían hacer que los dispositivos médicos como los marcapasos fallen, informaron el martes investigadores holandeses.

La interferencia electromagnética de los chips generó 22 problemas que podían poner en peligro a los pacientes, dijo Erik Jan van Lieshout, del Centro Médico Académico de la Universidad de Amsterdam.

“Queríamos investigar la seguridad de los RFID en la atención médica porque no ha sido evaluada”, dijo a Reuters Van Lieshout, quien dirigió el estudio. “Este es el primer estudio realizado hasta el momento sobre la interferencia de los RFID dentro de los hospitales”, agregó.

Los minoristas dieron la bienvenida a esta tecnología que actualmente está ingresando al campo de la atención médica, con gastos en Estados Unidos que los investigadores estiman que crecerán a 2 000 millones de dólares anuales en los próximos 10 años, desde los actuales 90 millones de dólares.

Entre las posibles aplicaciones se encuentra la diferenciación de los envoltorios de medicamentos para evitar falsificaciones, el control de los productos sanguíneos y el rastreo del equipamiento y los dispositivos médicos importantes, señaló Van Lieshout.

Si bien la potencial interferencia electromagnética dañina por parte de estos sistemas anti robo sobre algunos marcapasos y desfibriladores se conoce, no se sabe con exactitud qué efecto tendría sobre otros dispositivos médicos clave, indicaron los investigadores.

“La implementación de RFID en las unidades de cuidados intensivos y otros ambientes de atención médica similares debería requerir la realización de tests de interferencia electromagnética en el lugar, además de la actualización de los estándares internacionales”, escribió el equipo de Van Lieshout en Journal of the American Medical Association.

Los expertos holandeses probaron la interferencia electromagnética de dos de los sistemas RFID más comunes en una habitación de una sola cama dentro de una unidad de cuidados intensivos, sin pacientes.

Las evaluaciones sobre 41 dispositivos identificaron 22 peligros, de los cuales dos fueron calificados como importantes y otros 10, como leves.

La mayoría de los incidentes riesgosos se produjeron a unos 25 centímetros del equipamiento, aunque se registraron problemas hasta a seis metros de distancia.

también te puede interesar