Ciencia y Tecnología

Con el trópico agitado inicia la temporada de huracanes del Atlántico

La aparición anticipada de la tormenta tropical Arthur puede ser un mal augurio para el resto de la temporada, que científicos estadounidenses predicen como activa

Redacción Central |

La aparición anticipada de la tormenta tropical Arthur puede ser un mal augurio para el resto de la temporada, que científicos estadounidenses predicen como activa

La tormenta tropical Arthur provocó este domingo fuertes lluvias sobre la mexicana Península de Yucatán, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH), que advirtió del riesgo de inundaciones repentinas.

El meteoro se formó el sábado frente a Belice, un día antes del inicio oficial de la temporada de huracanes del Atlántico, la cual tiene una duración de seis meses.

La aparición anticipada de Arthur puede ser un mal augurio para el resto de la temporada, que científicos estadounidenses predicen como activa , ligeramente por encima del promedio con 12 tormentas tropicales, y nueve de ellas con potencial de convertirse en huracanes.

Un boletín matutino del CNH de Miami indicó que Arthur provoca vientos de 65 kilómetros por hora; el ojo de la tormenta se encontraba 185 kilómetros al sur de la ciudad de Campeche, y se espera que el fenómeno se debilite a depresión en el transcurso del día.

La institución indicó que la advertencia de tormenta se mantenía para la costa este de la península de Yucatán desde Cabo Catoche, México, hasta Belice.

No se descarta que al salir al Golfo de México, Arthur recupere fuerza de tormenta, pero no de huracán, según el CNH.

Al comentar sobre los pronósticos del CNH al comienzo de la temporada, algunos expertos resaltaron que su objetivo principal debe ser alertar a la gente para que esté preparada, al aclarar que es imposible acertar en el número de tormentas que se presentarán.

Lixión Avila, el meteorólogo más veterano del Centro Nacional de Huracanes (CNH), dijo que respeta mucho esos pronósticos, pero lo único que cuenta es que la gente esté preparada con un plan de contingencia.

Nosotros pensamos que quizá la temporada sea un poquito más activa de lo normal, pero el mensaje es que no importa que sea muy activa o poco activa, lo que quiero decir es que una sola tormenta que afecte su localidad puede ser catastrófica , afirmó.

El año pasado se registraron 15 tormentas y seis huracanes; el promedio histórico es de 9.6 tormentas tropicales y 5.9 de ellas convertidas en huracanes, y 2.3 en huracanes mayores.

Aunque las temporadas de 2006 y 2007 fueron benévolas con Estados Unidos, luego que Katrina arrolló Nueva Orleans en 2005, la temporada del año pasado fue muy devastadora para México y países centroamericanos como Nicaragua.

Dos huracanes de máxima categoría formados en el Caribe golpearon tierra con inusual poder y vientos máximos de más de 249 kilómetros por hora. En agosto, el huracán Dean dejó al menos 29 personas muertas en su paso por el Caribe y México.

Y en septiembre, el huracán Félix dejó unos 150 muertos y una gran destrucción en su paso devastador por regiones pobres de la costa caribeña de Nicaragua.

también te puede interesar