Ciencia y Tecnología

Dos gemelas separadas al nacer se reencuentran 28 años después

Al advertir su parecido, una dependienta de un comercio de Las Palmas, capital de la isla española de Gran Canaria, descubrió el hecho

Redacción Central |

Al advertir su parecido, una dependienta de un comercio de Las Palmas, capital de la isla española de Gran Canaria, descubrió el hecho

Dos gemelas prematuras, que fueron separadas por error al salir de la incubadora que compartieron con otra sietemesina, se reencontraron 28 años después al advertir su parecido la dependienta de un comercio de Las Palmas, capital de la isla española de Gran Canaria.

Como consecuencia del intercambio, una de las gemelas fue a parar a otro hogar, cuya hija ocupó su lugar al lado de su hermana, informó el abogado que representa a una de las perjudicadas, Sebastián Socorro, quien reclama para su clienta tres millones de euros (más de cuatro millones y medio de dólares) por los “enormes” daños morales causados.

Socorro explicó además, que las otras dos hermanas no biológicas y la madre natural de las gemelas han decidido recurrir también ante la Justicia por el perjuicio causado.

El fortuito reencuentro se produjo a finales de 2001, al presentarse una de las gemelas en un comercio de Las Palmas.

Al ser saludada por la dependienta, quien conocía a la otra gemela, ésta le contestó que la estaba confundiendo con otra persona, explicó el abogado.

La dependienta se lo contó a una amiga común y ambas favorecieron el encuentro de las dos hermanas biológicas, en el que se sorprendieron por el asombroso parecido de las chicas.

A raíz de la cita, comenzaron a indagar sobre su pasado y descubrieron que ambas nacieron en 1973 en el antiguo Hospital del Pino de la capital grancanaria, donde un error cambió por completo sus vidas y la de la otra prematura, según sostiene el letrado.

Las gemelas sólo pudieron compartir como hermanas los 15 primeros días de su vida en el hospital, señaló el abogado, que presentó un recurso ante la Justicia, pendiente de sentencia.

Después de que en 2004 se sometieron a las pruebas de ADN que demostraron su parentesco, Socorro reclamó al Servicio de Salud del archipiélago canario (SCS) los daños causados por el “terrible” error cometido, pero éste “dio la espalda al problema”.

Por silencio administrativo, decidió recurrir y el SCS en su contestación sólo admitió una indemnización para las gemelas de 700 euros (unos 1 100 dólares) y poco más de 1 000, en caso de que la sentencia les sea favorable, cantidades que Socorro considera “ridículas”.

Desde el Servicio Canario de Salud no se quiere hacer manifestaciones al respecto hasta que se produzca la sentencia, indicaron fuentes del gabinete de prensa.

también te puede interesar

Nicaragua va por el oro en boxeo

Pugilistas profesionales apoyarán a los nuestros, quienes buscarán ocho títulos. La final se realizará este domingo en el Polideportivo Alexis...