Ciencia y Tecnología

Telescopio detecta por primera vez gas natural en planeta extrasolar

Los expertos descubrieron metano en el exoplaneta HD 189733b de la constelación de Vulpecula, a 63 años luz de la Tierra

Redacción Central |

Los expertos descubrieron metano en el exoplaneta HD 189733b de la constelación de Vulpecula, a 63 años luz de la Tierra

Por primera vez, los astrónomos detectaron la presencia de gas natural en un planeta extrasolar, informó el Centro Europeo Hubble en la ciudad alemana de Garching, cerca de Múnich.

Con la ayuda del telescopio espacial “Hubble”, los expertos descubrieron metano en el exoplaneta HD 189733b de la constelación de Vulpecula, a 63 años luz de la Tierra.

Se trata de la primera evidencia de la presencia de una molécula orgánica en un planeta lejano, indicó el centro alemán. El descubrimiento es un importante paso en la búsqueda de indicios de vida en planetas extrasolares.

El metano es el principal componente del gas natural y su presencia fue comprobada en la mayoría de los planetas del Sistema Solar, al que pertenece la Tierra.

Bajo determinadas condiciones puede tener un papel clave en la generación de vida, subrayaron los astrónomos, que descartan en el caso del exoplaneta investigado el origen biológico del metano, ya que este gigante gaseoso registra temperaturas de alrededor de 900 grados Celsius, equivalente al punto de fusión de la plata.

“La atmósfera del planeta es demasiado caliente aún para las formas de vida más resistentes, al menos para lo que conocemos en la Tierra como especie viviente”, explicó Giovanna Tinetti del University College London, coautora de un informe publicado en la revista científica británica “Nature” (volumen 452, página 329).

Sin embargo, la investigación muestra que con la técnica aplicada también se podrían detectar moléculas orgánicas en exoplanetas más fríos y pequeños, subrayó el director del estudio, Mark Swain, de la agencia espacial estadounidense NASA.

El HD 189733b es uno de los alrededor de 280 exoplanetas conocidos. Tiene el tamaño aproximado de Júpiter, pero completa una órbita alrededor de su sol en sólo dos días.

El año pasado, los astrónomos detectaron la presencia de moléculas de agua. Esta información fue confirmada a través de observaciones del “Hubble”.

Los científicos midieron qué proporción de la luz del sol es absorbida por la atmósfera del planeta, cuando, visto desde la Tierra, este pasa justo delante de su sol. A partir de ello se pueden determinar sustancias químicas, ya que absorben determinadas longitudes de onda de la luz.

Los ingredientes básicos para la química de la vida están ampliamente difundidos en el espacio: recientemente otros astrónomos descubrieron agua y grandes cantidades de moléculas orgánicas en la nube de gas y polvo alrededor de un joven sol de la constelación Tauro, donde posiblemente se formarán alguna vez planetas (“Science”, volumen 319, página 1.504).

Con una edad de menos de un millón de años, la estrella AA Tauri es una “recién nacida”, teniendo en cuenta magnitudes cósmicas.

también te puede interesar