Ciencia y Tecnología

Laboratorio Columbus viaja al espacio para ampliar pesquisas científicas

La principal misión del Atlantis es el traslado e instalación de ese laboratorio europeo en la Estación Espacial Internacional

Laboratorio Columbus
Laboratorio Columbus | Internet

Redacción Central |

La principal misión del Atlantis es el traslado e instalación de ese laboratorio europeo en la Estación Espacial Internacional

El envío del laboratorio europeo Columbus a la Estación Espacial Internacional representa un paso de gigante para el viejo continente, que podrá ampliar conocimientos en biología y física a fin de preparar, entre otras cosas, futuras misiones tripuladas a Marte.

La principal misión del Atlantis, que será lanzado este jueves por la Nasa con siete astronautas a bordo si el clima lo permite, es el traslado e instalación del laboratorio europeo Columbus en la Estación Espacial Internacional (ISS, por su sigla en inglés), que representa una etapa fundamental para las investigaciones europeas en el espacio.

Con la instalación en octubre del módulo Harmony, un grueso tubo que permitirá unir los laboratorios Columbus y Kibo (un laboratorio japonés que será llevado a la ISS posteriormente) a la estación orbital, se preparó el camino para darle a este proyecto internacional su forma casi definitiva.

Columbus, el primer laboratorio europeo en el espacio que tiene previsto instalarse en la ISS y que tendrá una vida útil de unos diez años, será el escenario de múltiples experimentos en condiciones de gravedad casi nula.

Los dos primeros experimentos serán de biología y física de fluidos, en mini laboratorios dentro del módulo espacial, explicó a fines de 2007 en Texas el astronauta francés Léopold Eyharts, que será responsable de la descarga del Columbus en la ISS.

Algunas propiedades de la mecánica de fluidos se estudian mejor en ambientes de casi ingravidez, donde desaparecen los fenómenos de convección, sedimentación o presión que se dan en la Tierra.

“Hay experimentos en los que los astronautas no intervendrán más allá de la fase de instalación”, precisó Eyharts.

Es el caso de Solar, una plataforma con tres instrumentos que estudiará la radiación solar, y de EuTEF, una plataforma de siete experimentos que servirá para ver la reacción que experimentan a corto y largo plazo frente a los rayos ultravioletas diversas muestras.

En otro experimento sí intervendrán los propios astronautas, que incluso serán usados como cobayas para estudiar el comportamiento del cuerpo humano en ese estado de microgravedad.

también te puede interesar