Ciencia y Tecnología

Niña india con ocho extremidades fue operada

Lakshmi, que nació con cuatro brazos y cuatro piernas, recobró la conciencia y está asistida por un respirador artificial

Niña india con ocho extremidades
La pequeña Lakshmi (I) habla con el doctor Sharan Patil (R) en el hospital de Bangalore, previo a su operación para extirparle una malformación de nacimiento que la dotó de dos pares de brazos y piernas, el 6 de noviembre de 2007. La niña india de dos años permanecía el 10 de noviembre en cuidados intensivos tras la intervención. |

Redacción Central |

Lakshmi, que nació con cuatro brazos y cuatro piernas, recobró la conciencia y está asistida por un respirador artificial

La niña india de dos años sometida a una maratoniana operación para extirparle una malformación de nacimiento que la dotó de ocho extremidades permanecía el sábado en cuidados intensivos, pues es aún muy pronto para declararla fuera de peligro, según los doctores.

Lakshmi, que nació con cuatro brazos y cuatro piernas, recobró la conciencia y estaba asistida por un respirador artificial el viernes, dos días después del final de una operación de 27 horas a la que fue sometida en el hospital Sparsh de Bangalore (suroeste) para extirparle su malformación.

Llamada como la diosa india de la abundancia, que tiene cuatro brazos, Lakshmi se encontraba el sábado en la unidad de cuidados intensivos tras la arriesgada operación a la que fue sometida, la primera de ese tipo en India.

El hospital ya señaló que la operación había salido bien pero advirtió que es aún muy pronto para decir que la pequeña ha salido del peligro.

“Está progresando pero por ahora no se puede decir nada”, declaró el coordinador del hospital, Mamatha Patil, al describir la condición de la pequeña como “estable”.

Tras recobrar la conciencia, la niña fue capaz de abrir los ojos, reconocer a sus padres y mover ligeramente los dedos de sus manos y sus pies, añadieron las fuentes médicas.

Los doctores permitieron a los padres –que viven en un remoto distrito de la provincia de Bihar, en el este de India, muy afectada por la pobreza– estar con la pequeña dos veces el viernes, durante 15 minutos cada vez.

Sólo les dije a los médicos gracias por este milagro”, señaló su padre, Sahmbhu, citado por la agencia Trust of India.

“Han dicho que será normal y yo les creo”, añadió el hombre, que trabaja como obrero.

Lakshmi nació fusionada por la pelvis con un denominado “gemelo parásito”, es decir un hermano gemelo que dejó de desarrollarse a la altura de su abdomen. La niña absorbió los órganos de ese feto sin desarrollar, en un caso que sólo ocurre una vez cada 50 000 embarazos gemelares.

Los doctores aseguraron que la pequeña tenía escasas probabilidades de sobrevivir por encima de los diez años. En cambio, han señalado que la operación puede tener éxito en un 80%.

La operación, cuyo coste era de 60 000 dólares, fue realizada gratuitamente por el hospital de Bangalore.

también te puede interesar