Ciencia y Tecnología

Circuito en cerebro de las ratas es clave para entender la depresión

Investigadores han descubierto que en el cerebro de las ratas hay un circuito específico que parece canalizar todos los mecanismos y tratamientos para la depresión

Ratones de laboratorio
Unas ratones de laboratorio |

Redacción Central |

Investigadores han descubierto que en el cerebro de las ratas hay un circuito específico que parece canalizar todos los mecanismos y tratamientos para la depresión

Científicos y médicos que desde hace tiempo han estado desconcertados sobre las múltiples causas y los procesos cerebrales que causan la depresión pueden estar frente al “Santo Grial” que les puede dar la clave para tratar esta enfermedad, según un estudio difundido en Estados Unidos.

Investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de Stanford han descubierto que en el cerebro de las ratas hay un circuito específico que parece canalizar todos los mecanismos y tratamientos para la depresión.

El comportamiento que provoca la depresión se manifiesta en variantes de las señales eléctricas que se mueven a través del circuito, de acuerdo con el estudio publicado en el sitio web de la recientemente galardonada revista Science.

Karl Deisseroth, profesor de ingeniería genética, siquiatría y ciencias del comportamiento, dijo que el circuito puede ser la clave para explicar porqué parece haber varias causas y tratamientos para la depresión.

“También nos ayuda a comprender el concepto de cómo algo que parece tan difícil de cambiar como la depresión puede tener una base tan concreta y cuantitativa”, dijo el investigador.

Deisseroth lideró un equipo de investigación con el fin de intentar demostrar que las disfunciones en los circuitos del cerebro pueden ser la raíz de la depresión.

Este equipo basó su teoría en el estudio de la actividad eléctrica en el hipocampo del cerebro de las ratas teñido con fluorescencia, usando cámaras de alta resolución para captar la actividad en las neuronas en tiempo real.

De acuerdo con Deisseroth, el cerebro de las ratas se comporta de manera similar al humano en casos de depresión, y reacciona igualmente a la medicación existente para esta enfermedad.

también te puede interesar