Ciencia y Tecnología

Atlantis se prepara para volver a Tierra aunque el clima es desfavorable

Cabo Cañaveral – El transbordador Atlantis se preparaba para volver el jueves a Florida (sudeste de Estados Unidos) con siete astronautas a bordo tras cumplir una misión en la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS), a pesar de previsiones meteorológicas adversas

Transbordador espacial Atlantis
El Transbordador espacial Atlantis acercándose a la Estación Espacial Internacional. | AP

Redacción Central |

Cabo Cañaveral – El transbordador Atlantis se preparaba para volver el jueves a Florida (sudeste de Estados Unidos) con siete astronautas a bordo tras cumplir una misión en la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS), a pesar de previsiones meteorológicas adversas

Hay riesgo de tormenta y el techo de nubes podría estar demasiado bajo para que el comandante de a bordo del Atlantis pueda tener la visibilidad necesaria para el aterrizaje, dijo George Diller, portavoz del Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida.

Pero el tiempo en el sureño estado norteamericano, en esta época del año, cambia rápidamente, agregó.

El Atlantis tiene dos ventanas de regreso a la atmósfera en Florida el jueves. La primera a las 16H50 GMT (hora en que saldría de órbita) para aterrizar en el Centro Espacial Kennedy cerca de una hora más tarde, a las 17H55 GMT. La segunda es a las 18H25 GMT, para un aterrizaje a las 19H40 GMT.

Si el Atlantis no puede posarse el jueves, tendrá entonces cuatro posibilidades el viernes, dos de ellas en el centro Kennedy y otras dos posibilidades en la base militar Edwards en California (oeste), precisó la Nasa.

El transbordador se desacopló de la ISS el martes a las 14H42 GMT.

Antes de alejarse de la estación espacial, el copiloto Lee Archambault hizo un vuelo a unos 200 metros a su alrededor para que la tripulación filmara y fotografiara la nueva antena solar con sus dos alas dobles desplegadas.

Unas horas después, los astronautas Patrick Forrester y Steven Swanson inspeccionaron por última vez la protección térmica de la nave con una cámara de alta definición instalada en el extremo de una extensión del brazo robotizado del transbordador.

Las imágenes fueron transmitidas al centro de control en Houston (Texas, sur) para que sean analizadas por los expertos. Pero los resultados definitivos que, a primera vista, no indicaron problemas, se darán a conocer durante la jornada del miércoles.

Esta inspección se ha vuelto una rutina después del accidente del Columbia en febrero de 2003. Siete tripulantes murieron cuando la nave se desintegró al reingresar a la atmósfera.

Esa catástrofe se debió a una fisura en la protección térmica del ala izquierda, provocada por el impacto de un trozo de espuma aislante que se había desprendido del tanque externo al momento del lanzamiento.

El Atlantis se acopló a la ISS el 10 de junio tras ser lanzado dos días antes desde el Centro Espacial Kennedy.

Durante una misión de 10 días en la estación espacial, los astronautas del Atlantis instalaron una segunda sección metálica, de más de 16 toneladas, que amplía la estructura de la ISS y que contiene un tercer par de antenas solares.

Para realizar estas complejas tareas de instalación fueron necesarias cuatro salidas espaciales. Una de ellas, que no estaba prevista, se realizó para reparar la capa térmica de la parte de atrás del transbordador, que sufrió una rotura de unos 10 centímetros durante el lanzamiento.

La nave también llevaba a bordo al astronauta Clayton Anderson para que reemplazara en la ISS a Sunita Williams, cuya misión de seis meses en el espacio ya se había cumplido. Anderson permanecerá en el centro espacial, con sus colegas rusos, durante cuatro meses.

Williams, una astronauta estadounidense de origen indio, estableció un récord femenino de permanencia ininterrumpida en el espacio, al superar el de 188 días y cuatro horas que su compatriota Shannon Lucid estableció en 1996.

La misión del Atlantis en la ISS estuvo signada por una avería sin precedentes, de casi 48 horas, en las dos principales computadoras rusas. Estos ordenadores controlan la producción de oxígeno, la eliminación del dióxido de carbono (CO2) en el aire respirado por los astronautas y los motores de estabilización orbital de la estación.

también te puede interesar