Ciencia y Tecnología

Papel que “habla”

Imagínense un póster sensible al tacto, o un libro capaz de hablar. Una universidad de Suecia estudia cómo convertir el papel de toda la vida en una interfaz capaz de interactuar con el usuario. Se trata del el “cuarto uso del papel”

Redacción Central |

Imagínense un póster sensible al tacto, o un libro capaz de hablar. Una universidad de Suecia estudia cómo convertir el papel de toda la vida en una interfaz capaz de interactuar con el usuario. Se trata del el “cuarto uso del papel”

Un vído muestra cómo un gran panel de papel puede reproducir sonidos al tocarlo.La idea es impulsar nuevos usos del papel, un material clave en la historia de la humanidad, ante el avance de las nuevas tecnologías. De esta manera, la interactividad llega al papel.

Este proyecto de la Universidad Mid Sweden se llama “Paper IV” porque, según sus responsables, se trataría de la creación de la cuarta generación de este material si se tiene en cuenta su finalidad: la primera sería el papel para comunicar (libros), la segunda, para empaquetar, y la tercera, para higiene.

Ya han sido creados como prototipos algunos paneles fabricados con este papel, y los resultados son sorprendentes. Los responsables del proyecto explicaron a la revista New Scientist que su fabricación en muy similar a la del papel tradicional, lo que convierte al invento en algo barato de elaborar y fácil de reciclar.

Para hacer interactiva la superficie del material se utilizaron varias capas de papel, una de las cuales se imprimió con tintas conductoras. El sistema que hace que el papel reaccione al tacto, una serie de finas líneas que también conducen pequeñísimos impulsos eléctricos, se parece mucho al de las pantallas táctiles de las PDA, por ejemplo.

El equipo también explicó como se fabrican los altavoces, imprimiendo minúsculos electroimanes y estirando la capa exterior de papel sobre pequeñas cavidades en forma de cono. Como si fueran altavoces tradicionales, la vibración produce el sonido.

El proyecto consta de tres áreas. La primera tiene que ver con el diseño de la composición misma del papel, la segunda con el proceso de su fabricación, y la tercera busca nuevas interfaces sobre este papel especial con el fin de exprimir sus capacidades interactivas.

En los últimos tiempos vuelve a tomar impulso la idea de crear nuevas superficies e interfaces con el papel como protagonista, desde la extrema miniaturización de los “chips”, que fácilmente pueden unirse a las hojas de una publicación impresa, hasta la moda del papel electrónico y los bolígrafos lectores. Parece que el papel aún tiene mucho que contar.

también te puede interesar