Ciencia y Tecnología

De lo virtual a lo real

Hoy día muchas primeras citas surgen tras establecer contacto por internet. La primera cita resulta tan crucial, que la mayoría de ellas no llegarán más lejos. Muchos de estos encuentros no prosperarán y si lo hacen tendrán que superar otra serie de pruebas posteriores

De lo virtual a lo real
Hoy día muchas primeras citas surgen tras establecer contacto por internet | Ricardo Fumanal

Redacción Central |

Hoy día muchas primeras citas surgen tras establecer contacto por internet. La primera cita resulta tan crucial, que la mayoría de ellas no llegarán más lejos. Muchos de estos encuentros no prosperarán y si lo hacen tendrán que superar otra serie de pruebas posteriores

Cuando dos personas establecen contacto a través de Internet pueden surgir un sinfín de posibilidades -desde unas sumamente halagüeñas, hasta otras terriblemente lamentables-. En anteriores ocasiones ya hemos advertido acerca de muchos de los riesgos al establecer contactos por este medio, especialmente -aunque no de forma exclusiva- para los más jóvenes.

Conocemos historias positivas y negativas. Algunas de los casos negativos han llegado a tener consecuencias nefastas. Las historias positivas son realmente conmovedoras y pueden llenar de esperanza a un buen número de personas que utilizan dicho medio. Si nos centramos en aquellas parejas que han superado las fases iniciales de una relación entablada por internet, vemos que más adelante suelen tener que enfrentarse a nuevos obstáculos.

Una característica común de algunas de estas historias es que, al inicio, la relación se mantiene a distancia. Lógicamente -a pesar de que no siempre se contemple esto-, una relación a distancia cuenta con sus ventajas y sus inconvenientes. La gran mayoría de las veces, cada miembro de la pareja apenas tiene que cambiar aspectos en su día a día o en su rutina. Así, van pasando los meses, con visitas esporádicas de los miembros que se desplazan ya sea a una u otra ciudad, según proceda.

El caso es que cuando esta pareja decide por fin compartir un espacio y emprende una vida en común, irá descubriendo facetas de la convivencia que antes quizás ni siquiera imaginaba. Esto también suele ocurrir con cualquier pareja que inicia la convivencia. Sin embargo, el salto es mucho mayor para las parejas que han mantenido una relación a distancia.

En el terreno sexual, mientras que antes la añoranza actuaba como incentivo en el deseo, ahora que la pareja está junta todos los días, el deseo puede descender a mínimos. Entonces pueden descubrir que su impulso sexual es muy distinto o que son incompatibles en muchos otros aspectos. La realidad de la cercanía va inundando a la pareja y lo cotidiano puede ensombrecer el fulgor del misterio.

también te puede interesar