Ciencia y Tecnología

Google compra la compañía de publicidad “on line” DoubleClick por más de 2.300 millones de euros

Google ha alcanzado un acuerdo con la firma de publicidad en Internet DoubleClick para adquirir esta compañía -a través del pago en efectivo a los inversionistas- por 3.100 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros), tras varias semanas de negociaciones. Con ello, la compañía del buscador tendrá acceso a su tecnología de publicidad y a su gran base de datos de anunciantes on line y agencias de publicidad

Redacción Central |

Google ha alcanzado un acuerdo con la firma de publicidad en Internet DoubleClick para adquirir esta compañía -a través del pago en efectivo a los inversionistas- por 3.100 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros), tras varias semanas de negociaciones. Con ello, la compañía del buscador tendrá acceso a su tecnología de publicidad y a su gran base de datos de anunciantes on line y agencias de publicidad

La adquisición es la mayor de la historia para Google y todo un varapalo para uno de sus principales competidores en la publicidad on line , Microsoft, que llevaba semanas pujando por la adquisión de DoubleClick. YouTube, adquirido hace seis meses, sólo costó a Google 1.650 millones de dólares (unos 1.300 millones de euros).

La compra se barajaba desde hace días en medios especializados, y con ella, Google, que obtiene la mayor parte de sus ingresos a través de los anuncios contextuales -relacionados con los términos de búsqueda de su motor- en la Red, podrá ampliar su influencia en el mercado de la publicidad digital.

Fundada en 1996 y con sede en Nueva York, DoubleClick sirve los anuncios que aparecen en sitios como MySpace, la web de redes sociales, o el diario financiero The Wall Street Journal , a los que facilita el software que necesitan para sacar el mayor partido posible a sus ingresos publicitarios. La compañía también ayuda, entre otras cosas, a las agencias de publicidad y a los anunciantes a medir la efectividad de sus anuncios en la red.

Sospechas monopolísticas

Esta adquisición fortalecerá a la compañía estadounidense como el actor dominante en el campo de la publicidad por Internet, al mismo tiempo que expande el mercado hacia la prensa, la radio, la televisión y la telefonía móvil.

Google, sin embargo, no se muestra excesivamente preocupada por el hecho de que esta compra pueda despertar sospechas entre los reguladores antimonopolio. “Es un mercado muy, muy competitivo en términos de cantidad de opciones”, aseguro el presidente ejecutivo de la compañía, Eric Schmidt, a periodistas y analistas en una conferencia telefónica tras el anuncio.

Schmidt explicó que la adquisición acelerará la entrada de Google al mercado de la publicidad gráfica en Internet, con anuncios tipo banner o botón, un terreno donde la compañía no es tan fuerte como en la publicidad relacionada con búsquedas.

también te puede interesar