Ciencia y Tecnología

En peligro de extinción las cactáceas de México

México – México ocupa el primer lugar en diversidad de cactáceas, pero también es el de mayor amenaza para estas plantas, donde la , de Querétaro, ya tiene reporte de desaparición por saqueo

Echinocactus grusonii
Echinocactus grusonii. | Internet

Redacción Central |

México – México ocupa el primer lugar en diversidad de cactáceas, pero también es el de mayor amenaza para estas plantas, donde la Echinocactus grusonii, de Querétaro, ya tiene reporte de desaparición por saqueo

Según informó la especialista María del Carmen Mandujano Sánchez del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el registro de especies en riesgo de la República mexicana, consignado en la NOM-059-2001, es este grupo el primero en peligro de extinción.

Esta advertencia también se repite en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y de la Convención Nacional para la Regulación del Comercio de Especies Amenazadas, agregó.

En un comunicado, expuso que el comercio ilegal es la causa principal de la desaparición de varias especies de cactus, y puso como ejemplo la Ariocarpus scaphirostris, la cual ha reducido su población 80 por ciento en 20 años.

Sin embargo, existen otros factores que han agravado el problema, como el cambio de uso de suelo, que en el caso de la especie Ariocarpus kotschoubeyanus ha desaparecido en cantidad pues su entorno cambió a la agricultura.

De igual forma la Echinocereus schmollii, cactus raro endémico del desierto de Querétaro, cuya amenaza ha sido por extracción de materiales, como arena, grava, roca y cantera.

Mandujano Sánchez indicó que México es un territorio rico en esta variedad y que en los últimos cinco años se han descrito dos nuevos géneros, pero no se han dado a conocer los lugares donde se encuentran para que no sean destruidas, “aunque algunos ejemplares circulan ya en el mercado internacional”.

Mandujano Sánchez explicó que México es un territorio rico en variedades; incluso en los últimos cinco años se ha descrito un nuevo género Digitostigma, con una única especie, caput-medusae.

Otro ejemplo es la Mammillaria luethyi, que fue descrita hace 10 años; esta planta tiene un color oscuro que pareciera negra.

Esto porque cada que se halla una nueva especie “hay presión sobre las poblaciones, las saquean y venden”. Incluso, dijo, hay visitas guiadas que se organizan desde el extranjero para sustraerlas de sus localidades naturales.

también te puede interesar