Ciencia y Tecnología

Antiguos mexicanos traían víctimas de sacrificio desde lejos

México – La antigua civilización de Teotihuacan trajo a víctimas humanas de sacrificios desde cientos de kilómetros durante siglos para santificar una pirámide en las afueras de lo que es hoy la Ciudad de México

Pirámides de la Luna
La antigua civilización de Teotihuacan trajo a víctimas humanas de sacrificios desde cientos de kilómetros durante siglos para santificar una pirámide en las afueras de lo que es hoy la Ciudad de México. | Internet

Redacción Central |

México – La antigua civilización de Teotihuacan trajo a víctimas humanas de sacrificios desde cientos de kilómetros durante siglos para santificar una pirámide en las afueras de lo que es hoy la Ciudad de México

Pruebas de ADN sobre los esqueletos de más de 50 víctimas descubiertas en el 2004 en la Pirámide de la Luna en las ruinas de Teotihuacan revelaron que las víctimas venían de poblaciones lejanas mayas, de culturas del Pacífico y del Atlántico.

Los cuerpos, muchos de los cuales fueron decapitados, datan de entre el año 50 y el 500 después de Cristo. Las víctimas fueron sacrificadas en diferentes épocas para honrar las nuevas etapas de construcción de la pirámide, ubicada al norte de la capital mexicana.

Probablemente las víctimas fueron capturadas en guerras u obtenidas a través de una suerte de diplomacia, dijo el arqueólogo Rubén Cabrera, que encabezó la excavación.

La pirámide es la más pequeña de las dos principales en Teotihuacan, considerada una de las ciudades más grandes de su época y que albergó unos 200,000 habitantes en su apogeo cerca del año 500 después de Cristo.

“A lo mejor esa tradición (de sacrificios) también se tenían en Teotihuacan y posiblemente estos personajes en la Pirámide de la Luna hubieran sido cautivos,” dijo Cabrera.

Las civilizaciones del antiguo México como los aztecas sacrificaban humanos -muchos de ellos también prisioneros de guerra de lejanas poblaciones- sacándoles el corazón.

Pero los investigadores todavía no están seguros de cómo fueron sacrificadas las víctimas en Teotihuacan.

En realidad, poco se sabe sobre los habitantes de Teotihuacan. Ni siquiera se conoce el lenguaje que hablaban.

Las ruinas son el sitio arqueológico más antiguo de México, que era reverenciado por civilizaciones mesoamericanas posteriores, incluyendo a los aztecas, que la bautizaron con su actual nombre. Teotihuacan en náhuatl significa “el lugar donde se hacen los dioses.”

Iconos teotihuacanos hallados en las lejanas ruinas mayas en Guatemala y Honduras reflejan la amplia influencia que tuvo la ciudad.

Desparramados entre los cuerpos de las víctimas en la pirámide hay restos de animales que tenían importancia simbólica, incluyendo pumas, coyotes, águilas y serpientes. También hay un gran número de objetos preciosos como cuchillos de obsidiana.

Los descubrimientos de víctimas de sacrificios y de armas a principios de la década de 1980 modificaron las teorías anteriores de que Teotihuacan tenía una cultura pacífica, a diferencia de los guerreros aztecas y mayas.

“Siempre se trataba de velar un poco esta idea. Ahora no sabemos si se trata de guerras (pero) sí hay sacrificio humano,” dijo Cabrera.

también te puede interesar