Ciencia y Tecnología

Satélite alertará Latinoamérica en desastres naturales

Estados Unidos y ocho países latinoamericanos anunciaron el martes el exitoso funcionamiento de un satélite reposicionado en el espacio que proporcionará información oportuna sobre desastres naturales en la región, contribuyendo subsecuentemente a la reducción de sus potenciales efectos en la población

Redacción Central |

Estados Unidos y ocho países latinoamericanos anunciaron el martes el exitoso funcionamiento de un satélite reposicionado en el espacio que proporcionará información oportuna sobre desastres naturales en la región, contribuyendo subsecuentemente a la reducción de sus potenciales efectos en la población

“Aun bajo huracanes y otras condiciones climáticas severas su cobertura será permanente y no se interrumpirá como en el pasado”, dijo el vicealmirante retirado Conrad C. Lautenbacher, subsecretario de Comercio y director de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), agencia estadounidense que dirige el proyecto.

El reposicionamiento del satélite GOES-10 a 60 grados oeste sobre la línea ecuatorial terrestre se produjo a tiempo para la temporada de huracanes junio-noviembre, y permitirá que millones se sudamericanos y centroamericanos se beneficien de una constante vigilancia satelital de las condiciones atmosféricas, dijo.

Lautenbacher y funcionarios de Argentina, Brasil, Belice, Canadá, Chile, Honduras, México y Paraguay formularon el anuncio en una rueda de prensa en la embajada brasileña en Washington. Los nueve son parte de una iniciativa regional para el avance del llamado “Sistema de sistemas de observación global de la Tierra” (GEOSS).

El propósito de GEOSS es proporcionar observaciones coordinadas y sostenidas de la Tierra desde miles de instrumentos en el mundo y transformar la información que recolectan en una amplia gama de aplicaciones que van a beneficiar la salud pública, energía, agricultura y conocimiento de las condiciones climáticas, entre otras.

GOES-10 arribó a su nueva posición el 4 de diciembre de 2006 y fue movido por NOAA en respuesta a un pedido de la Asociación Regional 3 de la Organización Meteorológica Mundial que conforman Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

“En su nuevo lugar de órbita está funcionando muy bien”, dijo Gilberto Câmara, director del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais, de Brasil.

Indicó que está listo no sólo para la temporada de huracanes sino para proporcionar información que ayudará a limitar los efectos también de otros desastres naturales en Norte, Centro, Sudamérica y el Caribe, y que incluyen sequías, ceniza volcánica e incendios, y tormentas severas e inundaciones como las derivadas del fenómeno de El Niño.

La información de GOES-10 puede igualmente usarse para determinar cuánta radiación solar está llegando a la superficie de la Tierra, un propósito especialmente importante para la salud humana, agricultura y configuración de fuentes renovables de energía, dijo Câmara.

Los satélites GOES orbitan el Ecuador terrestre a la misma velocidad de rotación de la Tierra, permitiéndoles mantenerse sobre una posición fija. Proporcionan a los científicos medidas detalladas del clima e imágenes que se usan en el desarrollo de pronósticos inmediatos.

NOAA dijo que en Sudamérica, la cobertura del nuevo satélite está ya teniendo un impacto. Indicó que sus mediciones permitieron a Argentina seguir el 8 de marzo el curso de un sistema de baja presión y luego emitir con precisión un alerta de aguaceros intensos que ayudó a salvar vidas en Buenos Aires y otros lugares densamente poblados.

Adicionalmente, GOES-10 está proporcionando a Sudamérica imágenes del sistema atmosférico terrestre con el doble de frecuencia que en el pasado: son tomadas cada 15 minutos y cubren hasta el Polo Sur.

En la década pasada, los desastres naturales ocasionaron unas 70.000 muertes en Sudamérica, y más de la mitad de ellas se debieron a inundaciones. Tormentas, ciclones, aludes y hasta huracanes ocasionaron otro 20% de las muertes. En mayo de 2003, la mayor inundación en la historia republicana argentina se produjo en la región centro-norte, dejando unos 100.000 desplazados y daños por 1.000 millones de dólares.

NOAA, una dependencia del Departamento de Comercio, está celebrando 200 años de investigaciones científicas y servicios en Estados Unidos. A través de GEOSS, la agencia trabaja en 68 países en el desarrollo de un monitoreo atmosférico global y, según Lautenbacher, espera que más países latinoamericanos se unan a esta iniciativa antes de fin de año.

“La colaboración es aquí un elemento clave”, declaró. “A través de GEOSS se está adaptando un producto llamado GEONETCast que organizará la información que está disponible en millares de base de datos dispares y desperdigados en el mundo”.

también te puede interesar