Ciencia y Tecnología

Quinto turista comienza su vuelo hacia la Estación Espacial Internacional

Moscú – El millonario estadounidense de origen húngaro, Charles Simonyi, comenzó el quinto vuelo de un turista al cosmos en la nave rusa Soyuz TMA-10 con destino a la Estación Espacial Internacional

Despegue dela nave Soyuz TMA-10
La nave Soyuz TMA-10 en el momento de su despegue desde el cosmódromo kazajo de Baikonur, en Asia Central. | AP

Redacción Central |

Moscú – El millonario estadounidense de origen húngaro, Charles Simonyi, comenzó el quinto vuelo de un turista al cosmos en la nave rusa Soyuz TMA-10 con destino a la Estación Espacial Internacional

La Soyuz TMA-10, en la que también viajan los cosmonauta rusos Fiódor Yurchijin y Oleg Kótov, fue impulsada por un cohete Soyuz FG que despegó a las 17.31 GMT desde el cosmódromo kazajo de Baikonur, en Asia Central.

Por segunda vez, la televisión rusa transmitió en directo el lanzamiento de un cohete con una nave tripulada, y por primera vez, la maniobra pudo observarse en tiempo real a través de Internet.

“El lanzamiento de la Soyuz TMA-9 transcurrió normalmente, todos sus sistemas funcionan normalmente y los tripulantes se sienten perfectamente”, dijo un portavoz del Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia a la agencia rusa Interfax.

Durante la trasmisión televisiva en directo, se vio la ignición de los propulsores de cohete y cómo éste se perdía en el cielo, mientras una voz en el Centro de Control comunicaba: “El vuelo transcurre normalmente”.

La televisión mostró también algunas imágenes desde la cabina de la nave, en las que se podía observar a los tres cosmonautas, entre los cuales empezaba a volar en la ingravidez un juguete de pelusa, y escuchar sus conversaciones con el centro terrestre.

Unos nueve minutos después del lanzamiento, la SoyuzTMA-10 se separó del cohete portador y se situó en una órbita transitoria de unos 200 kilómetros del altura.

A partir de ese momento, la nave con los cosmonautas comenzó su vuelo autónomo a la EEI, que sobrevuela la Tierra a una altura de 340 kilómetros y a la que se acoplará el próximo lunes a las 19.12 GMT.

Durante su permanencia de diez días en el espacio, Simonyi, de 58 años, desarrollará un ciclo de experimentos para agencias espaciales de varios países de Europa, entidades científicas y empresas comerciales, y ofrecerá entrevistas a través de Internet.

Los otros dos tripulantes de la Soyuz TMA-10, Yurchijin y Kótov, relevarán a dos miembros de la actual tripulación de la EEI, el ruso Mijail Tiurin y el estadounidense Michael López-Alegría, quienes regresarán a la Tierra junto con Simonyi en la nave Soyuz TMA-9, actualmente adosada a la plataforma orbital.

también te puede interesar