Ciencia y Tecnología

El cosmos se apresta a recibir a un quinto turista

Baikonur – El multimillonario estadounidense-húngaro Charles Simonyi se convertirá el sábado en el quinto turista que irá al espacio a bordo de un nave Soyuz

Charles Simonyi, Oleg Kotov y Fyodor Yurchikhin
El multimillonario estadounidense-húngaro Charles Simonyi (izq) se convertirá el sábado en el quinto turista que irá al espacio a bordo de un nave Soyuz, que será disparada desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en las estepas de Kazajstán | AP

Redacción Central |

Baikonur – El multimillonario estadounidense-húngaro Charles Simonyi se convertirá el sábado en el quinto turista que irá al espacio a bordo de un nave Soyuz

La partida de la nave, rumbo a la Estación Espacial Internacional, está prevista para las 23H31 locales (17H31 GMT).

Simonyi, un informático de 58 años, pionero del gigante norteamericano Microsoft, donde contribuyó a crear programas como Word y Excel, irá acompañado de dos cosmonautas rusos, Fiodor Yurchijin y Oleg Kotov, un novato.

El turista espacial retornará a Tierra el 20 de abril con la actual tripulación de la ISS, el ruso Mijail Tiurin y el estadounidense de origen español Miguel López-Alegría, mientras que sus dos compañeros de despegue permanecerán 190 días en órbita.

Los tres cosmonautas están desde hace dos semanas en cuarentena en Baikonur, tras meses de entrenamiento -y de cursos de ruso para Simonyi- en la Ciudad de las Estrellas, el centro de preparación para las misiones espaciales que se halla cerca de Moscú.

Durante su estadía en el espacio, Simonyi no sólo admirará el globo terrestre. Si bien su viaje es para “darse el gusto”, también contribuirá a las investigaciones científicas a bordo de la estación espacial.

El estadounidense someterá su cuerpo a varias experiencias médicas, definidas por la Agencia Espacial Europea (ESA), destinados a comprender los origenes de la anemia y los efectos de las radiaciones espaciales en los organismos de los astronautas.

Su condición de ingeniero será aprovechada por la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA), para la que Simonyi efectuará una serie de experiencias y verificaciones con cámaras de alta definición.

En su tiempo libre ha prometido seguir redactando su blog, para contar sus impresiones del espacio, tras haber relatado, día a día, sus sesiones de entrenamiento en su sitio www.charlesinspace.com.

El informático, que ha gastado unos 25 millones de dólares por su aventura, llevará un recuerdo muy particular al espacio: una cinta de papel de un ordenador soviético Ural-2, con el que trabajaba en 1964 en Hungría y que servía para el almacenamiento de datos.

“Guardé esas cintas de papel en mi caja fuerte y llevaré una para recordar donde todo eso comenzó”, explicó a fines de marzo el informático de origen húngaro, que emigró en 1968 a Estados Unidos.

El multimillonario también ha tenido un pensamiento para sus cuatro futuros colocatarios de la ISS y los festejará el 12 de abril, día de los cosmonautas en Rusia, con una cena espacial gastronómica, preparada especialmente para la ocasión.

Charles Simonyi será el quinto multimillonario que va como turista a a la estación orbital, después de los estadounidenses Dennis Tito (2001) y Greg Olsen (2005), el sudafricano Mark Shuttleworth (2002) y la estadounidense de origen iraní Anousheh Ansari (2006).

también te puede interesar