Ciencia y Tecnología

La sonda Cassini descubre inmensos mares en la luna Titán de Saturno

Washington – La sonda Cassini ha descubierto inmensos mares, probablemente de metano o etano, en las regiones del norte de la luna Titán de Saturno, anunció la NASA

Mares en Titán
En esta imagen de radar, proporcionada por la NASA, se puede observar manchas en azul que corresponden a mares sobre la superficie de Titán, el mayor satélite natural de Saturno. | AP - NASA

Redacción Central |

Washington – La sonda Cassini ha descubierto inmensos mares, probablemente de metano o etano, en las regiones del norte de la luna Titán de Saturno, anunció la NASA

Esos mares están representados por sombras negras en el radar de la sonda y algunos son más grandes que muchos mares terrestres, señaló la agencia espacial en un comunicado.

Titán es el segundo satélite natural de Saturno y es un poco más grande que nuestra Luna.

“Desde hace tiempo nos planteábamos hipótesis sobre los océanos de Titán y ahora con múltiples instrumentos tenemos indicaciones de mares que empequeñecen los lagos que habíamos visto antes”, señaló Jonathan Lunine, científico de la misión en la Universidad de Arizona.

La NASA señaló que hasta el momento no existe una indicación concluyente de que en esos mares haya algún tipo de líquido.

Sin embargo, debido a las condiciones prevalecientes en Titán, es probable que sean una combinación de metano y etano, gases que son abundantes en la atmósfera de esa luna.

La sonda también ha revelado la presencia de columnas de agua y vapor en el polo sur de la luna Enceladus de Saturno, las cuales se originan en una fuente calórica de material radiactivo en su interior.

Según un estudio presentado ayer ante la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria en Houston (Texas), en esa luna se reúnen los ingredientes cruciales para la formación de vida tal como la conocemos en la Tierra.

Los géiseres fueron detectados por Cassini en 2005 y desde entonces los científicos habían tratado de determinar cuál es la fuerza que los empuja hacia una superficie en que la temperatura es de 200 grados centígrados bajo cero.

En esas columnas, el espectrómetro de Cassini detectó la presencia de agua líquida y hielo, así como de pequeñas cantidades de nitrógeno, metano, dióxido de carbono, propano y acetileno.

Según la teoría, Enceladus se formó hace unos 4.500 millones de años como resultado de la mezcla de hielo y rocas que contenían isótopos radiactivos de aluminio y hierro.

Durante varios millones de años, la decadencia de esos isótopos produjo un aumento de temperatura y un núcleo rocoso cubierto por una capa de hielo.

Si se confirma esa teoría, los científicos indican que Enceladus tiene consigo los elementos iniciales para la formación de vida: una fuente de calor, materiales orgánicos y agua en forma líquida.

“Nuestro modelo señala que tenemos una mezcla orgánica, una fuente de calor y agua…todos los ingredientes para la vida”, manifestó Dannis Matson, director del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

La misión de la sonda Cassini, iniciada con su lanzamiento en 1997, es un proyecto conjunto de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial de Italia.

también te puede interesar