Ciencia y Tecnología

Juegos controlados con la mente

Controlar un ordenador con la mente es una de esas cosas con las que llevamos soñando varios años y que de vez en cuando parece estar más cercana porque los periodistas publicamos nuevos productos y aplicaciones que prometen hacerlo posible en el plazo de un lustro

Casco de Juegos
Un casco para controlar juegos con la mente. |

Redacción Central |

Controlar un ordenador con la mente es una de esas cosas con las que llevamos soñando varios años y que de vez en cuando parece estar más cercana porque los periodistas publicamos nuevos productos y aplicaciones que prometen hacerlo posible en el plazo de un lustro

La verdad, sin embargo, es que todavía hay muchos problemas para conseguir algo remotamente comercial. Para empezar, tenemos el problema de saber qué piensa una persona y qué quiere realmente decir con ello, porque en muchas ocasiones no es lo mismo. Hombres y mujeres estarán de acuerdo conmigo en esta afirmación con respecto a sus parejas. No es un problema tan sólo de las máquinas y yo me enfrento a él con bastante frecuencia últimamente.

Pero imagino que captan lo que quiero decir. La mayoría de estos sistemas utilizan electrodos que captan las ondas cerebrales que generamos en nuestra actividad consciente diaria. El usuario tiene que aprender a controlar lo que piensa para producir las ondas adecuadas y en ocasiones descubre que para hacerlo tiene que pensar cosas realmente absurdas, como en un perro moviéndose por una calle o a sí mismo empujando grandes cajas por el suelo. Hay resultados prometedores pero puede ser terriblemente costoso simplemente mover un cursor de ratón en un eje del espacio. Requiere mucho entrenamiento.

Un porcentaje de la población -alrededor de un 10%- parece además incapaz de utilizar este tipo de electrodos para controlar voluntariamente algo, según me confesó una vez el director de una investigación con este tipo de tecnología. Simplemente, por mucho entrenamiento al que se sometan, no lo consiguen.

Emotiv Systems dice ahora que tiene preparada una solución comercial destinada al mundo de los videojuegos que ya está lista para entrar en la fase de desarrollo, es decir, para que las empresas de entretenimiento prueben las posibilidades de un prototipo. Es básicamente eso, un conjunto de electrodos con forma de casco futurista que el jugador se ponen la cabeza y que en condiciones ideales le permitirá controla los juegos simplemente sintiendo emociones o pensando cosas absurdas. A lo mejor funciona pero lo más probable es que por ahora sólo permita movimientos muy simples y con grandes errores.

¿Hay futuro en este campo? Varias grandes compañías investigan en él y sí, puede que algún día lleguemos a controlar los ordenadores con la mente pero no va a ser a corto plazo, desgraciadamente. Hoy tienen más futuro otro tipo de sistemas, como los que estudian el movimiento de los ojos y el pestañeo para mover cursores en la pantalla. Yo probé una vez un juego en el que las ondas cerebrales permitían mover una bola a lo largo de una superficie. El objetivo era echar un “pulso” mental a otro jugador y ver cuál de los dos conseguía mover antes la bola al campo contrario.

Durante los primeros segundos me concentré en pensar en la misma bola moviéndose hacia el campo contrario, pero hacía justo lo opuesto. Entonces opté por dejar la mente en blanco.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!