Ciencia y Tecnología

La NASA suspende el vuelo del transbordador espacial Atlantis

Cabo Cañaveral – La NASA pospuso el martes el lanzamiento del transbordador espacial Atlantis programado para el próximo mes, luego de que una tormenta causó varias pequeñas abolladuras en su tanque de combustible externo y una de sus alas

Transbordador espacial Atlantis
El transbordador espacial Atlantis es colocado en la plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral, Florida, el jueves 15 de febrero de 2007. | AP

Redacción Central |

Cabo Cañaveral – La NASA pospuso el martes el lanzamiento del transbordador espacial Atlantis programado para el próximo mes, luego de que una tormenta causó varias pequeñas abolladuras en su tanque de combustible externo y una de sus alas

El lanzamiento, programado para el 15 de marzo, fue aplazado hasta fines de abril, a fin de darle a la NASA tiempo para realizar reparaciones.

Los técnicos de la NASA planean llevar la nave espacial de regreso a un hangar gigante para examinar los daños y determinar si pueden ser reparados en el Centro Espacial Kennedy.

“Ello constituye, conforme nuestra evaluación, el peor daño que hemos visto a consecuencia del granizo en el tanque externo”, dijo Wayne Hale, gerente del programa de transbordadores espaciales.

La necesidad de reparar el tanque propició la demora en el lanzamiento, toda vez que la NASA solamente tiene cuatro días adicionales en su calendario de preparación del lanzamiento. El daño está concentrado en la parte superior del tanque, una sección que contiene oxígeno líquido.

Durante sus 11 días en el espacio, los astronautas del Atlantis tienen programado colocar en la estación espacial internacional una nueva sección, con un peso de casi 16 toneladas, el mayor jamás llevado a la plataforma orbital, junto con un nuevo par de sistemas de paneles solares.

Los tripulantes prevén también desplegar los paneles nuevos, doblar los viejos y realizar al menos tres caminatas espaciales.

Las tormentas del lunes, con vientos de hasta 96 kilómetros por hora, pasaron rápidamente por la zona. Las bolas de hielo, de entre 1,2 y cinco centímetros, cayeron solamente en el centro espacial de la NASA. El Servicio Meteorológico Nacional considera que los granizos de más de ocho milímetros representan una tormenta “severa”, dijo David Sharp, meteorólogo del servicio climatológico.

“Muchas personas no se enteraron de las tormentas, menos de las graves. Solamente ocurrieron en un lugar y ese fue el complejo del Centro Espacial Kennedy de la NASA”, dijo Sharp.

En 1999, una tormenta de granizo dejó 650 abolladuras en el tanque externo del transbordador Discovery, obligando a la NASA a suspender su lanzamiento y mandar la nave al enorme Edificio de Ensamblaje Vehicular.

también te puede interesar