Ciencia y Tecnología

Comienza con éxito la Misión THEMIS

Washington – La NASA inició hoy con éxito su Misión THEMIS, que tendrá como objeto investigar las auroras boreales, con el lanzamiento del cohete que poco después puso en órbita cinco satélites encargados de recabar la información necesaria

Misión THEMIS
Lanzamiento del cohete Delta II desde Cabo Cañaveral. | AP

Redacción Central |

Washington – La NASA inició hoy con éxito su Misión THEMIS, que tendrá como objeto investigar las auroras boreales, con el lanzamiento del cohete que poco después puso en órbita cinco satélites encargados de recabar la información necesaria

El lanzamiento del cohete Delta II, descrito por los responsables de la NASA como “tan perfecto como una foto”, se produjo en Cabo Cañaveral (Florida) a las 23.01 horas GMT de hoy, 24 horas después de que los vientos obligaran a posponer el primer intento.

En el espacio de una hora, y entre los aplausos del personal de control en Cabo Cañaveral, los cinco satélites se separaron con éxito del cohete y quedaron en órbita sobre Norteamérica.

Se espera que en el plazo de dos meses los científicos empiecen a recibir datos. La misión, con un presupuesto de 200 millones de dólares, tiene en principio una duración mínima de dos años.

Se trata de la primera ocasión en que un cohete de la NASA carga cinco satélites al mismo tiempo, aunque un cohete taiwanés-estadounidense ya llevó al espacio seis el año pasado.

Los científicos esperan que la misión THEMIS -las siglas en inglés de “Historial de Acontecimientos e Interacciones a Macroescala durante las Subtormentas”, pero también el nombre de la diosa griega de la Justicia- contribuya a resolver cuáles son los procesos que desencadenan las violentas erupciones de las auroras boreales.

Estas erupciones ocurren durante lo que los astrónomos denominan como “subtormentas” en la magnetosfera del planeta.

Las “subtormentas” pueden dañar los satélites de telecomunicaciones, la navegación mediante el sistema de posicionamiento global (en sus siglas inglesas GPS) y lanzar altos niveles de radiación sobre los astronautas que se encuentren en una caminata en el espacio o los aviones que sobrevuelen el área.

Las auroras boreales son haces de luz y color que ondulan en el cielo de ambos polos terrestres y son fruto de la conjunción de las fuerzas magnéticas que vienen del núcleo de la Tierra y los vientos solares, un torrente invisible de partículas cargadas de electricidad.

“Al cabo de esta misión esperamos dar una respuesta al viejo interrogante dónde y cuándo se originan estas tormentas?”, indicó una fuente de la NASA.

Durante los próximos dos años, los satélites de la misión THEMIS recabarán información y realizarán mediciones sobre una treintena de subtormentas, según la agencia espacial estadounidense.

La comunidad científica espacial se encuentra dividida por dos teorías acerca de la formación de estas subtormentas.

Una de las teorías considera que estos fenómenos comienzan a 80.000 kilómetros sobre el ecuador terrestre, cuando las turbulencias electromagnéticas alteran el flujo de unas intensas corrientes espaciales.

Otros, en cambio, creen que las subtormentas se originan al doble de esa altura y se producen debido a la conversión de energía magnética en calor.

Según explicó el investigador principal de THEMIS, Vassilis Angelopoulos, del Laboratorio de Ciencias Espaciales en la Universidad de California en Berkeley, los procesos de las subtormentas son fundamentales para comprender el clima espacial y “cómo afecta a los satélites y a los seres humanos en el espacio”.

“Durante los últimos treinta años, la fuente de estas explosiones de energía se ha buscado con gran fervor. Es una cuestión casi tan antigua como la física espacial misma”, agregó Angelopoulos.

también te puede interesar