Ciencia y Tecnología

Ambientalistas arremeten contra caza de ballenas en día de San Valentín

San josé – Ambientalistas de Costa Rica celebraron este miércoles el “Día de San Valentín”, apuntando sus arpones contra la caza ilegal de ballenas, sumándose así a la campaña que lidera la organización Greenpace para proteger esa especie marina en vías de extinción

Ballena Fanca Austral
Ballena Fanca Austral fotografiada en Puerto Pirámides, Península de Valdes, Argentina, el 13 de junio de 2006. | AFP. Archivo

Redacción Central |

San josé – Ambientalistas de Costa Rica celebraron este miércoles el “Día de San Valentín”, apuntando sus arpones contra la caza ilegal de ballenas, sumándose así a la campaña que lidera la organización Greenpace para proteger esa especie marina en vías de extinción

Greenpeace y la Coalición Costarricense por las Ballenas (CCB) se han unido para proteger las ballenas de los barcos de pesca ilegal en la costa pacífica de Costa Rica y Panamá.

En esa zona está la reproducción de ballenas más importante del corredor marino del llamado Pacífico Tropical Oriental, que le genera a Costa Rica ingresos por 4 millones de dólares al año por turismo.

El gobierno de Japón fue el blanco de la instancia ambientalista, al que exige el cese inmediato de la caza ilegal de ballenas.

“Amamos Japón, pero la cacería de las ballenas nos rompe el corazón”, expresó la CCB en un comunicado durante el acto en la legación japonesa en Costa Rica.

“Lo que se le solicita al gobierno japonés es que cese la cacería innecesaria de estos gigantes marinos en peligro de extinción”, subrayó la instancia.

La CCB también instó al gobierno de Oscar Arias “a que no sucumba ante las presiones japonesas y vaya a votar a favor de las ballenas en la próxima reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI)”, en mayo próximo en Alaska, que podría autorizar nuevamente la caza comercial.

La CBI es el único organismo mundial que regula la conservación de las ballenas. En 1986 estableció una moratoria a la cacería comercial, pero Japón pretende revocarla y reiniciar la pesca.

Costa Rica es miembro de la CBI desde 1981, pero dejó de cancelar su cuota de membresía, y deberá pagar unos 35.000 dólares para reintegrarse y tener derecho a voto.

La CCB considera que Costa Rica podría desempeñar un papel decisivo en la cita de Alaska.

Esta semana, la Sala Cuarta Constitucional (Sala IV) acogió para su estudio un recurso de inconstitucionalidad del diputado opositor José Merino, luego que el ministro de Ambiente y Energía interino, Jorge Rodríguez, le comunicó que Costa Rica planea abandonar la CBI.

“Si Costa Rica se retira de la CBI, que tiene una votación decisiva en mayo próximo, estaría violentando un tratado internacional y también el artículo 50 de la Constitución relacionado con la defensa del medio ambiente”, dijo Merino a la AFP.

El diputado interpuso un recurso contra el ministro del Ambiente, Roberto Dobles, el mandatario Arias y el canciller Bruno Stagno.

Merino explicó que en la CIB hay un virtual empate entre los que promueven la pesca de ballenas y quienes la rechazan y Costa Rica, que se considera abanderado de la defensa del medio ambiente, debe mantenerse dentro del organismo.

Como parte de la campaña en pro de las ballenas, el sábado grupos de rock costarricenses planean conciertos en plena capital para presionar por el reingreso del país en la CBI.

también te puede interesar