Ciencia y Tecnología

La UE quiere controlar mejor los videojuegos violentos

Alemania – Los ministros europeos de Justicia acordaron comparar las legislaciones de sus países sobre los controles de videojuegos violentos con el objetivo de reforzarlas en caso de ser necesario, aunque sin establecer una reglamentación a nivel europeo sobre el tema

Videojuegos
Una competición de videojuegos celebrada en París en julio de 2005. | AFP

Redacción Central |

Alemania – Los ministros europeos de Justicia acordaron comparar las legislaciones de sus países sobre los controles de videojuegos violentos con el objetivo de reforzarlas en caso de ser necesario, aunque sin establecer una reglamentación a nivel europeo sobre el tema

“Vamos a hacer un inventario de nuestras legislaciones para mostrar los ejemplos de mejores prácticas”, declaró la ministra alemana de Justicia, Brigitte Zypries, cuyo país ejerce la presidencia de la Unión Europea, al término de una reunión con sus homólogos de los 27 en Dresde (Alemania).

Por su parte, el comisario europeo de Justicia, Franco Frattini, reconoció que “cada Estado miembro continuará decidiendo cuáles son sus videojuegos violentos”. “Las culturas son diferentes, no es una decisión que deba ser tomada en Bruselas”, explicó. Sin embargo, recordó que “la protección de los niños no puede deternerse en las fronteras” y subrayó que organizará una conferencia con los creadores y productores de videojuegos porque “la prevención vale más que la represión”.

Para el comisario, el sistema de autorregulación lanzado en 2003 por la industria, y que clasifica a los juegos por categorías de edad y contenido (violencia, sexo, etc) en 14 países de la UE, “no es suficiente”. “El punto débil de este sistema se encuentra a nivel de la venta de los juegos. ¿Quién verifica la identidad de los jóvenes que los compran?”, se preguntó Frattini, quien estima necesario que los 27 refuercen sus controles, con sanciones penales para los vendedores en caso de ser necesario.

Frattini piensa que “hay un vínculo entre los videojuegos violentos y la violencia real”, incluso si admite que los expertos están muy divididos en este punto.

El debate de los ministros tuvo lugar después de la polémica registrada en Italia en noviembre pasado con la salida del controvertido videojuego The rule of Rose , que muestra ritos crueles que inflinge una sociedad secreta de jovencitas a adultos en un orfelinato inglés.

La polémica llegó a Gran Bretaña, donde el editor del juego, 505 games, anuló su salida pese a considerarlo “un juego de terror como otros juegos y filmes en el mercado” al que sólo pueden tener acceso mayores de 16 años.

también te puede interesar