Ciencia y Tecnología

Protección para especies “raras”

La Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés) lanzó un programa de conservación para algunas de las especies de animales más bizarras e inusuales que existen

Loris
Los loris cenceños están siendo amenazados por la deforestación de su hábitat natural. | Internet

Redacción Central |

La Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés) lanzó un programa de conservación para algunas de las especies de animales más bizarras e inusuales que existen

Especies como el murciélago de nariz de cochino, el más pequeño del mundo, o el hipopótamo enano estarán ahora protegidos por el proyecto Edge, siglas en inglés para “distintos por evolución y globalmente en peligro” (Evolucionary Distinct and Globally Endangered).

El esquema se centra en animales con una historia evolutiva única que enfrentan un peligro real de llegar a extinguirse.

La ZSL señala que la mayoría de estas especies están siendo ignoradas por los planes conservacionistas existentes.

La sociedad define que un animal entra en la categoría “Edge” (al borde) si tiene pocos parientes cercanos, si es diferente genéticamente y si requiere atención inmediata para salvarlos de la extinción.

Únicos en su tipo

“La gente ha estado hablando por mucho tiempo de especies únicas en su tipo cuya conservación es particularmente importante, pero ha sido muy difícil poder integrar estas especies a los planes conservacionistas”, le dijo a la BBC Jonathan Baillie, científico a cargo del programa.

“Éste es el primer programa en escala global en el que hemos sido capaces de hacerlo”, señaló.

La razón por la que en esta oportunidad se ha tenido éxito es por el desarrollo de un “súper árbol” taxonómico que muestra las relaciones ente las diferentes especies animales.

“Ahora sabemos cuáles especies son más diferentes desde el punto de vista evolutivo, un dato que podemos entonces combinar con la amenaza que enfrentan”, añadió Baillie.

Los científicos identificaron un total de 564 especies que entran dentro de esta nueva definición. De ellas el programa Edge de la ZSL se enfoca en las primeros cien de la lista.

Para el primer año del programa, la ZSL identificó 10 “especies centrales”, que serán las primeras en beneficiarse de la iniciativa.

El murciélago de nariz de cochino (Craseonycteris thonglongyai), que se piensa es el mamífero de menos tamaño, es uno de los protegidos.

Se piensa que es el único miembro de la familia Craseonycteris de murciélagos, y se cree que la última vez que compartió un ancestro con otra especie fue hace unos 43 millones de años.

Desde que fuera descrito por primera vez en 1974, la pequeña criatura se ha visto molestada por coleccionistas y turistas que desean poder verlo.

Su principal amenaza proviene de la quema de la selva que rodea su hábitat natural, en cuevas de piedra caliza en el occidente de Tailandia y el sureste de Brumei.

El Lori Cenceño o esbelto (Loris Tardigradus), hallado en el sur de Sri Lanka, es otro de los beneficiados.

Según la ZSL, el registro más antiguo de un fósil de Loris data de Mioceno Temprano (unos 20 millones de años atrás).

La población de este pequeño animal ha decaído debido a la deforestación, por lo que el plan de los conservacionistas es restaurar su hábitat natural y establecer corredores dentro de áreas fragmentadas de la selva en la que vive.

Como la “Mona Lisa”

El doctor Bailllie espera que la iniciativa pueda ayudar a aumentar la conciencia en relación a la difícil situación en la que se encuentran estos poco conocidos animales.

“Ellos representan líneas enteras de linaje. Si pensamos en especies dentro de la categoría Edge como si fueran obras de arte, es como si perdiéramos una Mona Lisa. Son completamente irreemplazables y únicas”, dijo.

“Por el momento nos estamos enfocando en 10 especies centrales , con las que creemos que podemos marcar una diferencia y para lo cual estamos recolectando fondos, que nos permitan poner en marcha acciones conservacionistas”.

Para cada una de estas especies, el primer paso será enviar un equipo de expertos que puedan determinar y evaluar el estado de su situación actual.

Luego se reclutarán científicos locales que sirvan como “compañeros conservacionistas Edge”, que se encargarán de realizar las investigaciones que servirán de base para establecer las estrategias a seguir.

Según el jefe del proyecto, la ZSL espera poder establecer en cinco años planes de acción para todas las cien especies en el tope de la lista de Edge.

El programa será financiado a través de sudvenciones que se reciban, además de los donativos que aporte el público en general.

también te puede interesar