Ciencia y Tecnología

Arqueólogos de México y Japón realizarán un plano topográfico del Templo Mayor

Arqueólogos de México y Japón realizarán un nuevo plano topográfico del principal centro ceremonial y de poder de los aztecas, el Templo Mayor, situado en el corazón de Ciudad de México, informó el especialista mexicano Leonardo López Luján

Redacción Central |

Arqueólogos de México y Japón realizarán un nuevo plano topográfico del principal centro ceremonial y de poder de los aztecas, el Templo Mayor, situado en el corazón de Ciudad de México, informó el especialista mexicano Leonardo López Luján

Para elaborar el plano del sitio se contará con el apoyo del arqueólogo japonés Saburo Sugiyama, de la Universidad Prefectural de Aichi, en el centro de Japón, quien aportará tecnología avanzada al proyecto, dijo a Efe López Luján.

“Utilizaremos unos aparatos llamados estaciones totales que permitirán hacer planos precisos que reconstruirán de manera tridimensional y acertada de la ubicación de la pirámide”, explicó.

El arqueólogo dijo que este proyecto de investigación forma parte de la séptima temporada de trabajo en la zona arqueológica del Templo Mayor, que comenzará el próximo mes de marzo y se extenderá durante 2007.

Agregó que en esta fase también se realizarán otros dos proyectos de investigación con apoyo del arqueólogo mexicano Luis Barba, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Uno de ellos consistirá en un estudio geofísico en el que se explorará “el interior de la pirámide y se podrán conocer las distintas etapas constructivas” de la misma “sin necesidad de excavar”, explicó.

También se llevará acabo un estudio microquímico de toda la superficie, en especial de los pisos de estuco, con lo que se reconstruirán las actividades rituales que se hacían en el Templo Mayor.

Estos análisis, dijo, permitirán conocer los enclaves exactos en que se llevaron a cabo los sacrificios y autosacrificios, así como los lugares en que los aztecas colocaban las ofrendas a sus dioses.

El Templo Mayor era una gran pirámide donde se realizaban ceremonias rituales y funerarias, además de ser el centro tributario, y estaba dedicado a dos deidades, Tlaloc, el Dios de la Lluvia, y Huitzilopochtli, el de la guerra.

también te puede interesar