Ciencia y Tecnología

Stephen Hawking planea viajar como turista al espacio

Londres – El científico británico Stephen Hawking, que sufre una grave enfermedad degenerativa que le mantiene confinado a una silla de ruedas, planea un viaje como turista al espacio para dentro de tres años

Stephen Hawking
Stephen Hawking |

Redacción Central |

Londres – El científico británico Stephen Hawking, que sufre una grave enfermedad degenerativa que le mantiene confinado a una silla de ruedas, planea un viaje como turista al espacio para dentro de tres años

Hawking quiere prepararse este mismo año con un vuelo en el que se simulará la ausencia de gravedad a que están expuestos los astronautas, según revela el mismo en declaraciones al diario “The Daily Telegraph”.

Su paso siguiente dependerá de los planes del empresario británico, Richard Branson, creador del imperio “Virgin”, cuya nave espacial SpaceShipTwo llevará a seis pasajeros en viajes suborbitales a partir del año 2008.

La nave será lanzada por otro vehículo a más de 15 kilómetros de altura y viajará luego por el espacio a cerca de 110 kilómetros de la Tierra a una velocidad de más de 4.000 kilómetros hora, más de tres veces la velocidad del sonido.

Aunque un viaje al espacio en ese vehículo cuesta actualmente en torno a los 150.000 euros, el que realice Hawking será financiado por el propio Branson, según el periódico.

El famoso astrofísico, afectado por la enfermedad de la neurona motriz y que hoy cumple 65 años, explica que la edad de jubilación en la Universidad de Cambridge, donde enseña actualmente, es de 67 años, pero piensa seguir trabajando.

El autor de “Una breve historia del tiempo”, convertido en un auténtico “best-seller” mundial, escribe dos libros.

El primero, dirigido a los niños y titulado “La llave secreta de George para abrir el Universo”, se publicará en noviembre mientras que el otro, “El gran diseño”, que trata de filosofía de la ciencia, saldrá a la luz el año próximo.

A Hawking los médicos le diagnosticaron la enfermedad de la neurona motriz cuando tenía sólo 21 años y le dieron entonces sólo uno o dos años de vida.

Obligado a permanecer en su silla de ruedas, Hawking se ve últimamente a utilizar un músculo bajo su ojo derecho para operar con un dispositivo aplicado a sus gafas el sintetizador de voz mediante el cual se comunica con otras personas.

Hawking afirma en el “Daily Telegraph” que ha ofrecido donar su ADN a un proyecto destinado al estudio del código genético humano para el descubrimiento de las causas de la enfermedad que padece.

“La enfermedad de la neurona motriz es tan común como la esclerosis múltiple, pero ha recibido mucha menos atención por parte del público”, señala el científico.

“Sabemos que los procesos biológicos están controlados por el ADN, por lo que el primer paso lógico es estudiar el material genético de los afectados por la enfermedad y compararlo con el de quienes no la sufren”, explica Hawking.

también te puede interesar