Ciencia y Tecnología

Producirán maníes genéticamente alterados

Georgia, EE.UU. – Un importante grupo industrial dio a los científicos el visto bueno para producir maníes genéticamente alterados que, según sus proponentes, serían más seguros, más nutritivos y más fáciles de cultivar que su versión convencional

Redacción Central |

Georgia, EE.UU. – Un importante grupo industrial dio a los científicos el visto bueno para producir maníes genéticamente alterados que, según sus proponentes, serían más seguros, más nutritivos y más fáciles de cultivar que su versión convencional

Ese tipo de maníes (conocidos en algunos países latinoamericanos como cacahuates o cacahuetes) permitirían producir más aceite para la producción de biocombustibles, necesitarían menos lluvia, y crecerían con más eficacia, pues serían más resistentes a las pestes debido a herbicidas incorporados. Se trata del mismo tipo de características que han promovido otros cultivos alterados genéticamente, como algodón, maíz, soya y canola.

Algunos investigadores han alterado maníes durante al menos una década, pero los descubrimientos han tenido escaso impacto pues la industria, temiendo una reacción negativa de los consumidores, se mostró renuente a respaldar la labor.

Sin embargo, el Consejo del Maní de Estados Unidos y su rama de investigaciones, la Fundación del Maní, decidió este mes aprobar un importante cambio de sus normas, debido a que China e India, dos importantes países productores de maní, están trabajando de manera agresiva en la producción de maníes alterados genéticamente.

La fundación apremió a los científicos a avanzar “con la diligencia debida” en la investigación de maníes alterados.

Se estima que la investigación costará unos 9,5 millones de dólares, y necesitará respaldo de universidades, de la industria, y del gobierno federal.

“Es una reorientación de gran importancia” para la industria del maní, señaló Peggy Ozias-Akins, profesora de horticultura de la universidad de Georgia, que ha estado trabajando con maníes alterados genéticamente desde fines de la década del noventa.

Debido a que los maníes son considerados en Estados Unidos un cultivo menor, sus características genéticas no han sido estudiadas de manera tan comprensiva como otros cultivos, por ejemplo la soya, dijo Ozias-Akins.

Se cree que los maníes se originaron en América del Sur hace unos 3.500 años. Granjeros en el sur de Estados Unidos comenzaron a cultivarlos a principios del siglo XX. Ahora el maní se cultiva en 15 estados, desde Virginia hasta Nuevo México. Georgia es el principal estado productor de Estados Unidos.

también te puede interesar