Ciencia y Tecnología

Los blogs falsos, nueva arma publicitaria en EEUU

Nueva York – Varias empresas en Estados Unidos admitieron haber lanzado blogs de internautas que en realidad eran campañas publicitarias encubiertas, un fenómeno que ocurre mientras se multiplican los bloggers pagados para hablar sobre un producto, una práctica ilegal si no se explicita

Blog
Ilustración sobre los 'blogs', los diarios personales o profesionales que se han multiplicado en internet. | AFP

Redacción Central |

Nueva York – Varias empresas en Estados Unidos admitieron haber lanzado blogs de internautas que en realidad eran campañas publicitarias encubiertas, un fenómeno que ocurre mientras se multiplican los bloggers pagados para hablar sobre un producto, una práctica ilegal si no se explicita

Sony Computer Entertainment America, filial de Sony, reconoció la semana pasada haber tenido un falso blog, bajo el nombre “All I want for Christmas is a PSP” (“Todo lo que quiero para Navidad es un Playstation”).

Este blog, supuestamente escrito por Charlie , un aficionado al hip-hop, estaba repleto de comentarios entusiastas sobre la consola de juegos Playstation, en un lenguaje que imitaba al de los adolescentes.

Ante la acumulación de mensajes irónicos, Sony, en un corto mensaje sobre este flog (como se conoce a los falsos blogs), se disculpó de haber “intentado ser demasiado lista” y prometió que a partir de ahora se limitará a “dar hechos” sobre su consola de juegos, que salió al mercado en noviembre.

Ya en octubre, el grupo Wal-Mart había sido hallado culpable de tener un flog . En él, Laura y Jim, una pareja de estadounidenses medios, relataba su viaje a través de Estados Unidos, en el cual se detenían en los hipermercados Wal-Mart. Al pasar, mencionaban que los empleados de la cadena comentaban cuánto les gustaba trabajar allí.

La revista Business Week reveló a principios de octubre que el viaje en realidad era patrocinado por Wal-Mart, algo que nunca se precisaba en el blog.

El fenómeno se desarrolla también porque florecen las empresas que ofrecen a los bloggers que se les pague para hablar de determinados productos, como PayPerPost, pionera en la materia, o su rival ReviewMe.

Los flogs o bloggers pagados que se hacen pasar por comentaristas independientes son en principio ilegales, según un dictamen de la Comisión Federal de la Competencia (Federal Trade Commission – FTC), y pronto podrían ser objeto de procesos penales.

también te puede interesar