Ciencia y Tecnología

Inspeccionan al Discovery antes de regreso

Cabo Cañaveral – Los astronautas del Discovery iniciaron el miércoles una exhaustiva inspección de la coraza térmica del transbordador espacial antes de su retorno a la Tierra

Redacción Central |

Cabo Cañaveral – Los astronautas del Discovery iniciaron el miércoles una exhaustiva inspección de la coraza térmica del transbordador espacial antes de su retorno a la Tierra

Tras una exitosa misión a la estación espacial internacional, el Discovery debe llegar el viernes, pero debido a los pronósticos meteorológicos, la NASA no está segura de exactamente dónde ni cuándo aterrizará.

El Discovery tiene que aterrizar antes del sábado, o de lo contrario se le agotará el combustible para la generación de la electricidad.

Las inspecciones minuciosas del transbordador, tanto después del lanzamiento como antes del regreso, son ya cosa de rutina desde el desastre del Columbia del 2003.

Una cámara en la punta de un brazo de 15 metros de largo, anexo a su vez al brazo robótico del transbordador, examinará la coraza de la nave por la posibilidad de que haya sido impactada por micrometeoros.

Ingenieros en tierra sabrán en el curso de un día, una vez concluida la inspección, si el Discovery está en condiciones de aterrizar sin problemas.

Los técnicos de la NASA prefieren que el Discovery descienda en el Centro Espacial Kennedy. Eso ahorrará a la agencia los gastos de transportar el transbordador de retorno a su hogar en Florida desde otros dos posibles sitios de descenso: la base Edwards de la fuerza aérea, en California, y el centro espacial White Sands, en Nuevo México.

Pero el pronóstico para el fin de semana es de posibles lluvias en Cabo Cañaveral y de fuertes vientos en Edwards. El mejor pronóstico del tiempo es para White Sands, aunque la NASA lo considera su opción menos deseable. Durante el único aterrizaje de una misión espacial en ese lugar, en 1982, el polvo contaminó al navío y los frenos sufrieron daños.

Durante ocho días en la estación, los astronautas hicieron cuatro caminatas en el espacio, renovaron el cableado eléctrico de la plataforma, instalaron una sección adicional para el laboratorio espacial _de dos toneladas y valuada en 11 millones de dólares_, y el lunes concluyeron su tarea más difícil: plegar un panel solar atascado.

La cuarta caminata espacial, no programada al iniciar la misión, obligó a ampliar la misión un día más. También incluyó en los libros de historia al astronauta Robert Curbeam, al realizar cuatro caminatas espaciales en una sola misión de un transbordador.

también te puede interesar