Ciencia y Tecnología

Nueva salida de astronautas del Discovery para completar sistema eléctrico

Houston, EEUU – Los astronautas del transbordador Discovery fracasaron este sábado en su intento por plegar totalmente un panel solar durante su tercera salida al espacio desde la Estación Espacial Internacional, abriendo así las puertas a una cuarta caminata espacial

Christer Fuglesang
El astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y primer astronauta sueco, Christer Fuglesang, realiza trabajos de mantenimiento en el exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS). | AFP

Redacción Central |

Houston, EEUU – Los astronautas del transbordador Discovery fracasaron este sábado en su intento por plegar totalmente un panel solar durante su tercera salida al espacio desde la Estación Espacial Internacional, abriendo así las puertas a una cuarta caminata espacial

El estadounidense Robert Curbeam y su colega Sunita Williams iniciaron su excursión orbital a las 19H25 GMT para completar la instalación del nuevo sistema de electricidad de la ación Espacial Internacional (ISS, en inglés).

“El objetivo principal de esta salida es terminar las nuevas conexiones eléctricas y reconfigurar el sistema de climatización de la estación y eso requiere numerosas operaciones delicadas”, explicó Kirk Shireman, subdirector de la ISS.

Pero los astronautas no pudieron terminar su misión.

“Hicieron progresos que permitieron plegar en un 65% el panel”, pero una nueva salida para lograr retraer el resto es “probable”, dijo un portavoz de la agencia espacial estadounidense.

Los responsables de la misión analizarán los datos obtenidos antes de tomar una decisión final, agregó. Pero “les han dicho a los astronautas que se preparen para otra salida extravehicular”, dijo el portavoz.

La NASA había anunciado en principio su decisión de llevar a cabo el lunes una cuarta salida al espacio de dos astronautas en caso de fracasar en los trabajos para obtener el repliegue total del panel solar en esta tercera caminata espacial.

El jueves, los astronautas efectuaron la primera mitad de las conexiones durante una salida de cinco horas al espacio.

Si se duplica la potencia eléctrica actual será posible aumentar la cantidad de personas que pueden vivir en la estación, actualmente limitada a tres, y añadir nuevos módulos, explicaron responsables de la NASA.

El trabajo requirió cortar la electricidad en la mitad de la ISS para evitar que los astronautas se electrocutasen y, mientras tanto, los sistemas vitales de esa parte de la ISS tienen la alimentación eléctrica asegurada por la otra mitad del laboratorio orbital.

En las dos anteriores salidas, Curbeam estuvo acompañado por Christer Fuglesang, de la Agencia Espacial Europea (ESA) y el primer astronauta sueco que viaja al espacio.

Esta gran reconfiguración del sistema eléctrico de la ISS permitirá terminar de conectar la nueva antena solar, instalada en setiembre pasado, y preparar la conexión de dos más. Cuando la construcción de la ISS esté completada, se habrán instalado cuatro antenas de 76 metros de envergadura cada una.

Finalizadas las conexiones, los astronautas revisaron los paneles fotovoltaicos retráctiles de la primera antena, cuyo mecanismo de repliegue se trabó el miércoles.

En la salida del miércoles, los astronautas activaron esa primera antena, transportada en 2000 a la estación, a la que los nuevos circuitos eléctricos de la ISS fueron conectados.

La activación desató en la antena de 76 metros de envergadura una rotación continua sobre sí misma que permite que los paneles fotovoltaicos dispuestos sobre dos alas dobles absorban el máximo de energía solar.

Para que ese mecanismo fuera puesto en marcha, la NASA debió primero replegar una de las dos alas. Pero el dispositivo se trabó y únicamente 50% de los paneles en forma de acordeón pudieron ser doblados.

Tras intentar infructuosamente durante todo el viernes desbloquearlo por control remoto, el centro de control de Houston analizó diferentes opciones, incluida una cuarta salida al espacio para que dos astronautas replieguen manualmente los paneles de la antena, tarea necesaria para poder desplazarla hasta su ubicación final en la ISS.

El Discovery y su tripulación de seis hombres y una mujer realizan una misión de 12 días en órbita y su regreso a la tierra está programado para el 21 de diciembre.

La NASA prevé otros 13 vuelos del transbordador para terminar la construcción de la ISS para 2010, cuando está previsto el retiro de la flota.

La ISS es considerada esencial para preparar los planeados futuros vuelos tripulados hacia Marte.

también te puede interesar