Ciencia y Tecnología

Astronautas realizan caminata espacial

Cabo Cañaveral, Florida – Dos astronautas realizaron el martes una caminata espacial para colocar un agregado de dos toneladas de peso a la estación espacial internacional, la primera de tres difíciles maniobras durante la estancia del transbordador Discovery en la plataforma orbital

Transbordador espacial Discovery
En esta imagen proporcionada por NASA Television aparece el piloto del transbordador Discovery William Oefelein, izquierda, y el comandante de la estación espacial internacional Pavel Vinogradov antes de una caminata espacial, el martes 12 de diciembre de 2006. | AP

Redacción Central |

Cabo Cañaveral, Florida – Dos astronautas realizaron el martes una caminata espacial para colocar un agregado de dos toneladas de peso a la estación espacial internacional, la primera de tres difíciles maniobras durante la estancia del transbordador Discovery en la plataforma orbital

El estadounidense Robert Curbeam, un veterano de caminatas espaciales, y Christer Fuglesang, de la Agencia Espacial Europea y novato en la tarea, salieron al espacio a las 15.31, a unos 350 kilómetros por encima del centro de Europa.

“Tengo la cabeza fuera de la escotilla”, dijo Curbeam por radio al comandante Mark Polansky.

Polansky, que voló en el 2001 en una misión en la que Curbeam hizo tres caminatas espaciales, respondió: “Ok amigo. Bienvenido. Ha pasado mucho tiempo (desde aquella ocasión)”.

Justo antes de comenzar la caminata, un control manual se zafó de la mochila espacial de Curbeam, pero el problema fue resuelto rápidamente.

Curbeam y Fuglesang guiaron a las especialistas de misión Sunita “Suni” Williams y Joan Higginbotham mientras éstas usaban un brazo robótico desde el interior de la estación para instalar la adición, con un valor de 11 millones de dólares, junto a un soporte de la estructura del laboratorio espacial, en un espacio donde en ocasiones había apenas unos 13 centímetros para maniobrar.

Los controles del brazo robótico tuvieron que ser ajustados a fin de alinear las esquinas de los segmentos con los del soporte.

“No queríamos ponernos a gritar en el radio”, dijo Higginbotham, al referirse a lo ocurrido tras una complicada maniobra. “Pero estamos muy felices”.

Los caminantes espaciales, que estuvieron sujetos con amarras todo el tiempo, planean reemplazar posteriormente una cámara fuera de la estación y retirar una manija que fue usada para sujetar el nuevo segmento.

La caminata se inició horas después de que los ingenieros de la NASA que revisaron el sistema de losas que protegen al Discovery del calor excesivo al regresar al planeta recomendaron ya no hacer inspecciones adicionales al vientre y alas de la nave.

Ello no significa que el transbordador no haya sufrido daños durante el despegue, dado que los expertos todavía están revisando la información obtenida, pero es una señal positiva. Los administradores de la misión todavía tienen que aprobar la recomendación.

“No creo que hayan terminado con todo el análisis de la totalidad de la protección contra el calor, así que pienso que es prematuro”, dijo el vocero de la NASA, James Hartsfield. “Cuando la información diga que es seguro, entonces será seguro”.

Se consideraba realizar el miércoles una revisión adicional para ver mejor las pequeñas grietas halladas en las losas de protección de calor en el vientre y alas de la nave, donde los sensores detectaron lecturas “muy bajas” durante las inspecciones del domingo y lunes. Probablemente fueron causadas por ondas de choque y un micrometeoro.

Los ingenieros de vuelo también estaban interesados en un material de color naranja, similar al celofán, que es usado para mantener en su lugar el nitrógeno de la nave durante el despegue, y que fue visto sobresaliendo de la puerta del tanque de combustible externo del lado izquierdo del transbordador.

también te puede interesar