Ciencia y Tecnología

Europa duda todavía respecto al voto por internet

Tallin – Pese a la nueva experiencia en las elecciones legislativas del miércoles en Holanda, Europa duda todavía en lanzarse al voto por internet, que aparece como infalible a ojos de los defensores de la administración electrónica

Comisión electoral
Miembros de la comisión electoral estonia comprueban los resultados de los votantes por internet frente a observadores independientes y auditores tras las elecciones municipales del 16 de octubre de 2005 en Tallin. | AFP

Redacción Central |

Tallin – Pese a la nueva experiencia en las elecciones legislativas del miércoles en Holanda, Europa duda todavía en lanzarse al voto por internet, que aparece como infalible a ojos de los defensores de la administración electrónica

Holanda vivió su segunda prueba con el voto electrónico tras las elecciones europeas de 2004, pero el proyecto sigue limitándose a los ciudadanos que residen en el extranjero, de los que solamente 17.000 pidieron el voto desde su ordenador para el escrutinio del miércoles.

Por el momento Estonia sigue siendo el único país en Europa y en el mundo en haber decidido generalizar las elecciones por internet. En octubre de 2005 fue el primer país en permitir a todos sus electores votar electrónicamente con ocasión de las elecciones municipales.

Ivar Tallo, que dirige en Estonia la Academia del E-Gobierno, encargada de difundir el uso de internet por parte de las autoridades, está convencido de que el voto electrónico llegará con el tiempo.

Para demostrar esto explica la rápida expansión de la declaración de impuestos por internet en su país. En el año 2000, solamente un 9% de los estonios recurrieron a la Red para su declaración. El año pasado era un 82%. “Para lograrlo hay que luchar contra el convervadurismo que está en nosotros, porque es difícil cambiar nuestras costumbres”, constata Ivar Tallo.

Las diversas experiencias llevadas a cabo en Europa muestran que el voto por internet es perfectamente realizable técnicamente hablando, subraya Michael Remmert, encargado del asunto por cuenta del Consejo de Europa.

“Los electores por internet están satisfechos y piensan que eso corresponde a su modo de vida moderno”, afirma, pero la demanda ciudadana del voto electrónico es débil, por lo que los Gobiernos no se dan prisa en innovar.

Francia y Gran Bretaña ya han hecho pruebas a lo grande, pero la mayoría de los demás países europeos están aún con estudios de viabilidad.

Para el universitario español Jordi Barrat, las reticencias hacia el voto por internet se explican por su falta inherente de transparencia. “En el voto electrónico, tenemos forzosamente que confiar en los técnicos”, explica.

Hay que avanza que el voto por internet podría hacer remontar una participación con tendencia a bajar. Es la tesis de Suiza, para quien el voto por internet no es más que una versión moderna del voto postal.

Los expertos afirman, no obstante, que es pronto para saber si la participación será realmente estimulada por internet. “En Estonia, solamente del 12 al 15% de los electores por internet, que representan un 2% de electorado, afirman que no habrían votado si no fuese por la Red”, subraya el profesor suizo Alexander Trechsel, que realizó un estudio sobre las municipales estonias de 2005.

Según el estudio de Trechsel, el voto por internet no cambia nada los resultados, porque, contrariamente a lo que se podría creer, los electores por internet no se distinguen de los demás por su edad, su sexo, sus ingresos o su nivel de educación.

también te puede interesar