Ciencia y Tecnología

Estudios culpan de infecciones a procedimientos en los hospitales

Washington – Las prácticas hospitalarias tienen más responsabilidad que el grado de enfermedad de las personas en el riesgo de contraer infecciones en un hospital, reportaron investigadores el lunes

Redacción Central |

Washington – Las prácticas hospitalarias tienen más responsabilidad que el grado de enfermedad de las personas en el riesgo de contraer infecciones en un hospital, reportaron investigadores el lunes

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos estimaron el mes pasado que las infecciones contraídas en los hospitales fueron responsables de la muerte de más de 90.000 personas anualmente y exhortaron a los hospitales a hacer más por prevenirlas.

Focalizando la atención en el problema, el American Journal of Medical Quality publicó tres estudios sobre infecciones adquiridas en el hospital. Dos culparon más a los procedimientos hospitalarios que a las enfermedades que tenían los pacientes al ser ingresados.

El tercer estudio puso fin al mito de que los hospitales en realidad ganan más dinero cuando los pacientes contraen esas infecciones, diciendo que los centros médicos pierden miles de dólares por cada uno de esos casos.

“El mensaje principal es que una infección adquirida en el hospital no debe ser considerada una suerte de producto derivado de una persona extremadamente enferma que va a un hospital en Estados Unidos,” dijo el editor de la publicación, el doctor David Nash, de la Thomas Jefferson University en Filadelfia.

Los investigadores examinaron datos respecto a infecciones por heridas quirúrgicas en Pensilvania para estimar si la severidad de la enfermedad de los pacientes a su ingreso o los eventos que se produjeron en el hospital eran los culpables.

Los expertos descubrieron que ambos factores tenían un efecto, pero la mayor parte del riesgo dependía de lo que pasaba dentro del centro hospitalario.

El investigador Christopher Hollenbeak dijo que los pacientes que fumaban, tenían diabetes o eran obesos tenían un mayor riesgo de infecciones por heridas quirúrgicas.

Pero señaló que prácticas hospitalarias como las técnicas de remoción de cabello, personas entrando y saliendo de la sala de operaciones y la duración de la cirugía eran factores que aumentaban el riesgo de infección.

“Por supuesto, ciertas características de los pacientes resultaron ser importantes. Pero esencialmente fueron superadas por las características de los hospitales,” dijo Nash.

La semana pasada Pensilvania se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en difundir datos individuales sobre infecciones en hospitales. Más de 19.000 pacientes contrayeron una infección el año pasado en los 168 hospitales del estado, y 2.478 de esos pacientes murieron.

Los investigadores examinaron el impacto económico de ciertas infecciones en la sangre en un hospital de Pittsburgh.

La idea era determinar si los hospitales realmente ganaban más dinero cuando un paciente terminaba siendo tratado no sólo por su condición original sino también por la subsecuente infección.

De 54 casos evaluados durante tres años, el hospital recibió pagos por 64.894 dólares, con un gasto promedio de 91.733 dólares, con una pérdida promedio estimada de 26.839 dólares, dijo el estudio.

Nash destacó que “esta es la primera vez que hay evidencia sólida de que esta es una situación en la que los hospitales pierden dinero.”

también te puede interesar