Ciencia y Tecnología

Piratean y critican un laboratorio francés antidopaje

Paris – El Laboratorio Nacional de Detección del Dopaje (LNDD) de Chatenay-Malabry (Francia) está siendo víctima de piratería informática y de una violenta campaña de denigración en internet promovida al parecer por el entorno de los ciclistas estadounidenses Lance Armstrong y Floyd Landis

Laboratorio Antidopaje Chatenay-Malabry
El laboratorio antidopaje de Chatenay-Malabry, en las afueras de París, en una imagen del 5 de agosto. | AFP

Redacción Central |

Paris – El Laboratorio Nacional de Detección del Dopaje (LNDD) de Chatenay-Malabry (Francia) está siendo víctima de piratería informática y de una violenta campaña de denigración en internet promovida al parecer por el entorno de los ciclistas estadounidenses Lance Armstrong y Floyd Landis

El pirateo, que está siendo investigado, dio lugar al envío de e-mails a medios de comunicación, instituciones deportivas y laboratorios extranjeros en los que se denunciaban repetidos errores cometidos en sus análisis, basándose en burdas falsificaciones de documentos, con el fin de desacreditarlo.

Según L Equipe, uno de los cómplices del pirateo es un allegado de Landis. “¡Hay que suspender el laboratorio antidopaje de Chatenay-Malabry!”, titulaba el editorial del 12 de septiembre del sitio cyclingfans.com, defensor de ambos ganadores del Tour de Francia. “En el centro del caso Landis (que dio positivo tras ganar el Tour 2006), está el LNDD, sin duda el laboratorio de detección más controvertido del mundo”, añade.

A continuación, se detallan negligencias, errores y supuestas manipulaciones cometidas por el laboratorio desde hace diez años, que van desde el sabotaje de la prueba B de la atleta rusa Olga Yegorova en 2001 hasta violaciones en el proceso de control del jugador de rugby Pieter de Villiers en 2003.

En conclusión, no se puede confiar en el laboratorio según cyclingfans.com, que ataca a varios periodistas de L Equipe acusados de querer destruir a Armstrong, “el mejor ciclista de todos los tiempos”. El diario deportivo francés reveló en 2005 que unas muestras de Armstrong de 1999 contenían EPO (eritropoyetina).

Otra web, www.floydlandis.com, dedicada al vencedor del Tour 2006 cuyo positivo por testosterona fue detectado por el LNDD, asegura que “el proceso de control está repleto de errores”, basándose en 100 páginas de pruebas. En cyclingnews.com, la diplomada en genética Laura Weislo se pregunta si Landis es “un mentiroso o sólo un deportista al que algunos responsables deportivos denegaron la justicia por motivos políticos”.

también te puede interesar