Alba

Países del Alba piden en Naciones Unidas solución pacífica para Libia

Los países del grupo recibieron el apoyo de otras cinco naciones subdesarrolladas en su intento de detener la agresión de que es objeto el país norafricano

ALBA y otras naciones piden a la ONU
Las naciones de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) y países como Indonesia, Vietnam, Malí, Guinea Ecuatorial y Camboya entregaron este jueves una carta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) en la que expresa rechazo a la intervención extranjera en Libia y solicitan una solución pacífica al conflicto que se vive ese país. | el19digital.com

Redacción Central |

Los países del grupo recibieron el apoyo de otras cinco naciones subdesarrolladas en su intento de detener la agresión de que es objeto el país norafricano

Las naciones de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) y países como  Indonesia, Vietnam, Malí, Guinea Ecuatorial y Camboya entregaron este jueves una carta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU)  en la que expresa rechazo a la intervención extranjera en Libia y  solicitan una solución pacífica al conflicto que se vive ese país.

Hemos entregado esa carta al Consejo para que se ocupe de manera urgente e inmediata de dos temas que están íntimamente relacionados entre sí: el cese el fuego y la salida pacífica a esta situación y ponerle fin al sufrimiento del pueblo libio, señaló el embajador de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero.

Valero entregó la misiva, firmada por 13 países, al presidente de turno del Consejo y representante permanente de China, Li Baodong.

Las naciones firmantes expresaron su profunda preocupación por la situación que vive Libia hace más de mes y medio.

Desde el pasado 15 de febrero, ciudadanos a  favor y en contra del líder libio, Muammar Al Gaddafi emprendieron una lucha por el poder. Posteriormente, después de discusiones y desacuerdos, el Consejo de Seguridad autorizó a tomar todas las medidas necesarias en el país al norte de África, para proteger a los civiles y a las áreas pobladas bajo amenaza de ataques, incluido la creación de una zona de exclusión aérea.

Después de tomada la polémica decisión, se conformó una alianza de países que dio inicio al ataque aéreo contra Libia. Luego, este miércoles el mando de las operaciones militares pasó a manos de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN).

Ante la autorización de la ONU las naciones solicitan que el Consejo de Seguridad adopte medidas urgentes que conduzcan a un inmediato cese el fuego y a una solución pacífica y sostenible, reflejando la voluntad del pueblo libio.

Los firmantes aseguran que sólo de la manera mencionada se pondrá fin al sufrimiento del mencionado pueblo árabe, en donde cientos de  civiles han perdido la vida después de los bombardeos de las fuerzas colonialistas, encabezado por Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

El diplomático venezolano, por su parte, señaló que su par chino aceptó la carta y la consideró como “una contribución a la búsqueda de la paz, al tiempo que le dijo que la distribuirá al Consejo de Seguridad como documento oficial de ese órgano.

El embajador asiático afirmó además que el documento será tema de debate en una próxima reunión.

Se trata de una gestión de paz en momento en que las trompetas de la guerra están siendo sonadas estruendosamente. Es un mensaje de diálogo, también de concordia y de contribución para resolver ese conflicto, manifestó Valero.

El embajador de Venezuela criticó la alianza de los países para bombardear a Libia y apuntó que se está desnaturalizando la resolución del Consejo. Además, señaló que en el país árabe se busca hallar una salida entre los contendientes, en un momento en el que se intenta imponer una fórmula por la fuerza y utilizando todos los recursos tecnológicos de que disponen los ejércitos más poderosos del mundo.

Valero reiteró que la finalidad de la carta es hacerle una contribución a Naciones Unidas para que se inicie una reflexión, de que no puede haber silencio, de que los países del mundo no pueden permanecer indiferentes ante la destrucción de otra nación.

El representante venezolano ante la ONU destacó además que las 13 naciones quieren un inmediato cese el fuego, y que todos los contendientes, incluyendo los que lanzan bombas y misiles, se detengan y se encuentre una solución, a través del diálogo entre los libios de forma soberana.

también te puede interesar