Alba

Daniel: El Imperio y la derecha declararon la guerra al ALBA

A los países del ALBA no se les puede acusar de terroristas, la cabeza del terrorismo está en el Norte, no está en el Su, dijo en la clausura de la Cumbre de la Alianza Estados Unidos, al instalar bases militares en Colombia, está invadiendo a esa nación y también a América Latina. Llegamos a puntos límites y frente al golpe militar lo que queda es el contragolpe popular Ninguno de los países integrantes de ALBA apuesta a mantener la explotación y empobrecimiento de los pueblos ni a desarrollar políticas de guerra

Daniel Ortega
Daniel: El Imperio y la derecha declararon la guerra al ALBA. | Jairo Cajina

Redacción Central |

» A los países del ALBA no se les puede acusar de terroristas, la cabeza del terrorismo está en el Norte, no está en el Su, dijo en la clausura de la Cumbre de la Alianza
» Estados Unidos, al instalar bases militares en Colombia, está invadiendo a esa nación y también a América Latina.
» Llegamos a puntos límites y frente al golpe militar lo que queda es el contragolpe popular
» Ninguno de los países integrantes de ALBA apuesta a mantener la explotación y empobrecimiento de los pueblos ni a desarrollar políticas de guerra

» Galería de Fotos

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, afirmó que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) está creciendo y su accionar está dirigido a llevar solidaridad y justicia, pero por ello el Imperio y las fuerzas de derecha le han declarado la guerra.

Daniel intervino en la sesión de clausura de la VIII Cumbre de la Alianza y se refirió a la ofensiva desarrollada por Estados Unidos contra las naciones que buscan instaurar su modelo lejos del neoliberalismo y el capitalismo salvaje.

Ninguno de los países integrantes del ALBA apuesta a mantener la explotación y empobrecimiento de los pueblos ni a desarrollar políticas de guerra, subrayó.

Solo se puede acusar a ALBA de ser solidaria y ahí entramos a lo que es esa contradicción presente a lo largo de la historia entre individualismo y solidaridad, así como de amar al pueblo como un principio practicado por Cuba a lo largo de su historia, sentenció.

El mandatario  planteó que eso explica, a la vez, la reacción de los adversarios del  ALBA pues son quienes apuestan a mantener la forma de dominación impuesta por la tiranía del capitalismo global y encabezada por el imperio norteamericano.

Daniel explicó que quienes acusan de terroristas a los gobiernos del ALBA se han caracterizado, precisamente, por desestabilizadores y terroristas con invasiones a Granada y Panamá, la guerra sucia contra Nicaragua y el bloqueo a Cuba.

La cabeza del terrorismo está en el Norte, no en el Sur, está también manifestada en el golpe de Estado en Honduras y los bombardeos brutales en Iraq y Afganistán donde se asesinan todos los días a centenares de víctimas inocentes, apuntó.

En otra parte de su discurso, el comandante Daniel dijo que antes los golpes de Estado se producían con George W. Bush como presidente de Estados Unidos, pero ahora es Barack Obama y el golpe fue en Honduras.

Ahora es el que recibe el Premio Nobel de la Paz después de haber decidido la instalación de bases militares en Colombia invadiendo a América Latina.  “Es una agresión contra toda América latina y el Caribe, amenazando a todos nuestros pueblos, porque el Imperio sigue siendo el mismo”.

Recalcó que la disposición de los revolucionarios a reconocer resultados y gobernabilidad cuando se producen cambios de gobierno en beneficio de las fuerzas de derecha, no la tienen ellas cuando las de izquierda ganan comicios y asumen sus programas.

El presidente se preguntó hasta qué punto tiene sentido estar incorporados a la OEA donde existe una potencia que empezó por despojar de parte de su territorio al pueblo mexicano y llenar de dictaduras a los países de la región.

Daniel consideró que la existencia del ALBA ha marcado una nueva alternativa, no sólo para América Latina y el Caribe sino para todos los pueblos del mundo

Afirmó que en esta Cumbre no se discutió plan de muerte contra pueblo alguno, ni de agresión, sino como enfrentar los efectos devastadores del neoliberalismo y del capitalismo salvaje.

Criticó al sistema que pone en riesgo la sobrevivencia de la especie humana incumpliendo el protocolo de Kioto y anticipó que las naciones del ALBA lucharán contra eso en la próxima Conferencia de Copenhague sobre el cambio climático.

Ortega planteó que las amenazas más recientes de los gobernantes de Estados Unidos tratan de someter a los pueblos latinoamericanos que se han levantado y están buscando su transformación y el cambio para su propio modelo de justicia y solidaridad.

Están conspirando todos los días contra nuestros pueblos y procesos y por eso, estamos en la obligación de unirnos, subrayó el presidente y por eso tenemos que fortalecer la unidad de los pueblos de la región así como a otros frentes existentes como el Grupo de Río, manifestó.

“Hoy mas que nunca nosotros tenemos que pensar seriamente en lo que es la relación entre los pueblos latinoamericanos y la política norteamericana, estamos cohabitando en la misma región, pero realmente es una cohabitación donde ellos tienen la potestad de conspirar y agredirnos, están conspirando todos los días en contra de nuestros pueblos y nosotros estamos en la obligación de reunirnos y plantear que es lo queremos”, señaló Daniel.

Ese planteamiento a su juicio tiene que pasar por el sentimiento de quienes quieren una América Latina sometida o aquellos que quieren una región que salga adelante con sus propios esfuerzos.

Señaló que esa América Latina que camine, será posible cuando todos los pueblos decidan unirse,  ya que al imperialismo no le interesa dialogar, sino imponer sus políticas intervencionistas.

“El imperio no entiende de diálogo con nosotros (países latinoamericanos y particularmente los del ALBA), el imperio está acostumbrado  a ordenar, a mandar, y si no se hace lo que ellos dicen entonces viene la sanción, viene el castigo, esa ha sido la actitud del imperio”, resaltó.

Daniel agregó que el mejor ejemplo de lo anterior ha sido Cuba y su revolución, “el mejor ejemplo lo tenemos en Cuba, un pueblo, una nación, una revolución que porque ha decidido mantener la defensa de su proyecto revolucionario socialista, ahí está el imperio enconado y la condición  es desaparecer el proceso socialista, tiene que desaparecer el socialismo de Cuba.  ¿Para qué?, para que se establezca el modelo que existía antes de la revolución cubana, ese modelo pluripartidista que está dirigido, precisamente, a entronizar el control del poder económico del imperio sobre nuestros pueblos”, concluyó.

también te puede interesar