Alba

Modernizan molinos arroceros cubanos con la cooperación del ALBA

Los trabajos se están ejecutando en fábricas de la provincia de Camagüey, en el oriente del país

Redacción Central |

Los trabajos se están ejecutando en fábricas de la provincia de Camagüey, en el oriente del país

La modernización de dos molinos arroceros en la provincia de Camagüey a fin de mejorarlos tecnológicamente y elevar su eficiencia, está siendo desarrollada gracias a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Honorio Saavedra Silva, subdirector del Complejo Agroindustrial Ruta Invasora, dijo que una de las industrias ya ejecutó algunas inversiones con la instalación de nuevas descascaradoras, mesas densimétricas (separan el grano con cáscara, comúnmente llamado  “macho “) y un clarificador rotativo.

Se espera que a fines del actual año o principios del venidero el ALBA adquiera en el extranjero, equipos de pulido, los cuales completarán el programa de beneficio.

A principios del 2010 se emprenderán los trabajos en la otra planta, ubicada en esta ciudad.

Esta modernización es de unos ocho millones 400 mil dólares financiados por la citada organización para incentivar la producción arrocera de la provincia.

La eficiencia que reportan en la actual cosecha promedia al 68 por ciento, según Saavedra, indicador que se elevó gracias a las inversiones y cuando concluya el programa debe rebasar el 70 por ciento.

Esas dos industrias, instaladas en la primera mitad del pasado siglo, se mantienen en funcionamiento gracias al cuidado de los equipos, la innovación y la rehabilitación y construcción de piezas por sus trabajadores.

En el 2009 esos molinos deben procesar más de 30 mil toneladas del grano y lograr unas 21 mil toneladas pulido destinadas al balance nacional de alimentos, que representan aproximadamente el 56 por ciento del consumo social y de la canasta familiar en la provincia de Camagüey.

Cuba necesita anualmente unas 700 mil toneladas del grano, y en los dos últimos años se acercó a las 200 mil.

El programa arrocero financiado por el ALBA, que beneficia a todo el país, permitió contar en el  Ruta Invasora  con nuevas máquinas cosechadoras y tractores para la preparación de tierra.

también te puede interesar