Alba

Ponderan experiencia del ALBA ante crisis alimentaria

El Sistema Económico Latinoamericano dijo que merece atención la cooperación y el modelo agrícola sustentable impulsado por el ALBA, en unión del Tratado de Comercio de los Pueblos y Petrocaribe

Redacción Central |

El Sistema Económico Latinoamericano dijo que merece atención la cooperación y el modelo agrícola sustentable impulsado por el ALBA, en unión del Tratado de Comercio de los Pueblos y Petrocaribe

El Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA) instó en Caracas a sus 27 integrantes a evaluar las experiencias de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en la lucha contra la crisis alimentaria.

Al concluir en Caracas el foro sobre alza de los precios regionales de los alimentos, la entidad creada en 1975 recomendó analizar los mecanismos propuestos desde el bloque formado por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, San Vicente y Venezuela.

Según el SELA, merecen atención la cooperación y el modelo agrícola sustentable impulsado por el ALBA, en unión del Tratado de Comercio de los Pueblos y Petrocaribe.

De esas acciones pudieran salir importantes lecciones de alcance regional, señaló la organización en el informe presentado por su secretario permanente, Juan Rivera.

Para el funcionario, la coordinación entre las naciones es precisamente una de las mejores respuestas al hambre, flagelo que afecta en el área a 52 millones de personas.

En el encuentro desarrollado en la caraqueña Torre Europa, el SELA pidió además tratar la seguridad alimentaria como una prioridad de los gobiernos y las agencias internacionales de cooperación, y potenciar la producción agropecuaria.

También convocó a latinoamericanos y caribeños a promover energías renovables (biocombustibles) sin perjudicar la oferta de alimentos.

De acuerdo con los reunidos en Venezuela, otro camino para enfrentar el impacto de la crisis es que los Estados asuman un rol más activo en la generación de bienes públicos.

Respecto a la interacción a nivel regional, el SELA recomendó el intercambio de información y científico, la transferencia de tecnologías, la capacitación en materia agropecuaria y la creación de un Fondo Especial de seguridad alimentaria.

Predicciones del grupo estiman que de no aplicarse medidas urgentes, otros 10 millones de latinoamericanos y caribeños pudieran a corto plazo engrosar el ejército de hambrientos.

también te puede interesar