Alba

China y el ALBA promueven cooperación

Hay un gran espacio para que las empresas chinas participen en los proyectos del ALBA, pues no sólo son económicos

Redacción Central |

Hay un gran espacio para que las empresas chinas participen en los proyectos del ALBA, pues no sólo son económicos

Las posibilidades de cooperación entre China y los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) fueron analizadas durante un encuentro político en el museo Jintai.

Los embajadores Rocío Maneiro (Venezuela), Carlos Miguel Pereira (Cuba) y Washington Hago (Ecuador), así como el agregado militar de Bolivia, Miguel Angel Rojas, destacaron las conquistas de este joven mecanismo integrador y respondieron a numerosas preguntas.

Funcionarios de la cancillería y del Partido Comunista de China (PCCh), así como representantes de la Academia de Ciencias Sociales, de universidades, empresarios y banqueros, concurrieron a la cita, convocada bajo el título Encuentro Político con el ALBA.

La embajadora Maneiro recordó que el ALBA vio la luz entre Venezuela y Cuba en diciembre de 2004 como un mecanismo de integración de nuevo tipo y como una alternativa al enfoque neoliberal del ALCA promovido por Estados Unidos.

El ALBA es el corazón de este sistema integrador y resulta un proceso político y socioeconómico enorme, destacó la diplomática.

Necesitamos las relaciones de beneficio compartido que desarrolla China y esto es sólo un primer encuentro, pues más adelante pensamos organizar encuentros más detallados para los empresarios chinos, dijo.

El embajador Carlos Miguel Pereira, por su parte, declaró que es necesario que en China se conozca más ampliamente la propuesta del ALBA y qué es lo que persigue, pues además de ser algo político representa una fuerza integracionista real.

Hay un gran espacio para que las empresas chinas participen en los proyectos del ALBA, pues no sólo son económicos sino que abarcan campos muy diversos como la salud, la educación y la sociedad, explicó el diplomático cubano.

El embajador ecuatoriano, Washington Hago, apuntó que la meta del ALBA es el sueño de unidad de Bolívar, en tanto que el coronel Rojas, del ejército boliviano, dijo que en sólo tres años su país puso fin al analfabetismo, gracias a la cooperación dentro del mecanismo.

Igualmente se ha podido brindar una atención médica básica, por lo que se considera que el ALBA es como un nuevo despertar para solucionar problemas internos concretos, expresó.

Durante el encuentro también se evocó la posibilidad de una futura cooperación financiera entre el Banco del ALBA y las instituciones financieras de otros países, entre ellas las de la nación asiática.

también te puede interesar